fcb.portal.reset.password

La princesa tailandesa, amb Josep Maria Bartomeu i Jordi Cardoner. FOTO: FCB.

Más allá de los goles que se han visto en el estadio nacional Rajamangala, también han pasado bastantes cosas fuera del terreno de juego. Una princesa con la camiseta del Barça, visitas y detalles del ambiente de un partido en el que el estadio estaba lleno, con 48.112 espectadores. Repasamos las curiosidades del día:

1 millón de bahts. Esto es lo que el promotor del partido ha pagado a los jugadores de la selección de Tailandia. Su compromiso previo era claro: por cada gol que consiguiera el equipo local, pagaría un millón (poco más de 25.000 euros). Suerte que el compromiso no era con el Barça...

El protocolo del partido en Bangkok ha estado absolutamente condicionado por la presencia de la princesa Ubolratratchaganya Siriwattana Panwadee, de 62 años. Hacía tres años que un miembro de la familia real tailandesa no asistía a un partido de estas características. Y eso que tanto el Manchester United como el Chelsea han pasado esta pretemporada por el país asiático. La princesa ha visto el partido con la camiseta del Barça, en un palco especial bajo palio.

Frank de la Jungla, que se ha hecho popular por los programas de televisión con animales, ha visitado los jugadores en Bangkok, después del entrenamiento. De hecho, él vive en Tailandia. Ha saludado a la mayoría de jugadores, que se han hecho fotos con él y también con sus tres hijos Pepsi, Zorro y Zape.

Como es habitual en las giras, la actividad de los jugadores ha trascendido más allá del terreno de juego. Después del entrenamiento de la mañana, Neymar e Iniesta han participado en un acto organizado por Qatar Airways. En una sala del mismo hotel, ubicada unos metros más allá, estaban Leo Messi y Mascherano, que formaban parte de otro de H&S.

La madrugada en el hotel ha estado marcada por las malas noticias. Primero por la tragedia que se ha vivido en Rosario, ciudad natal de Leo Messi y Tata Martino, donde se ha hundido un edificio y ha dejado numerosas víctimas y desaparecidos.

Un mosaico multifuncional. Así se podrían definir las cartulinas que han servido para dibujar la bandera tailandesa en todas las localidades del estadio. Por un lado, el color de la cartulina del mosaico (rojo, azul y blanco) y por el otro las plantillas de los dos equipos, con foto individual de cada jugador, por si alguien necesitaba ayuda para identificar a los futbolistas. El estadio estaba lleno, con 48.112 espectadores.

A diferencia de lo que ocurre habitualmente, después del partido el equipo ha hecho noche en la misma ciudad. Al día siguiente tocará madrugar, porque los jugadores tienen prevista la salida a las 8 de la mañana hacia el aeropuerto Don Muang.

Consulta el bloc de la gira de la jornada del martes.

Volver arriba