fcb.portal.reset.password

Luis Enrique, durante un partido en el Mini. FOTO: Achivo FCB

Luis Enrique Martínez vuelve al Barça para hacerse cargo del banquillo del primer equipo azulgrana tres años después de haber dejado la del Barça B. Y es que el asturiano dirigió al filial barcelonista entre 2008 y 2011 en una etapa muy exitosa antes de emprender su particular aventura fuera de la entidad culé.

Ascenso a 2a A y máxima puntuación

El nuevo técnico azulgrana aterrizó en el Miniestadi la temporada 2008/09, en la que terminó 5º en la clasificación del grupo III de la Segunda División B. El año siguiente, con una gran generación de futbolistas (Sergi Roberto, Marc Bartra, Martín Montoya, Jonathan Soriano, Thiago Alcántara, etc.), Luis Enrique consiguió el ascenso a la Segunda División A al superar en la fase de ascenso al Jaén y el Sant Andreu.

En su tercera temporada en el banquillo del Miniestadi, Luis Enrique hizo historia al firmar la mejor puntuación que ha hecho nunca el filial en la categoría de plata del fútbol español. Con 71 puntos, el Barça B acabó la temporada como tercer clasificado por detrás del Betis y el Rayo Vallecano, que lograron el ascenso directo a Primera División, y por delante, entre otros, del Granada, que trambé acabaría consiguiendo el ascenso.

Dos banquillos más en Roma y Vigo

Tras el récord con el Barça B a Segunda A, el asturiano decidió probar suerte fuera del fútbol español y dio el salto a uno de los banquillos más importantes del fútbol europeo. Luis Enrique se hizo cargo de la dirección del AS Roma, uno de los equipos con más palmarés del Calcio y con figuras mundiales como Totti, De Rossi o Osvaldo. Además, tuvo bajo sus órdenes a Bojan Krkic. La temporada en Roma se saldó con una séptima posición en la Serie A, unas semifinales en la Coppa Italia y la eliminación en la Europa League.

Después de una temporada sin entrenar, el nuevo técnico azulgrana aceptó la oferta del Celta de Vigo y volvió al fútbol español. En Balaídos, Luis Enrique ha completado una excelente temporada que le ha valido la llegada al Camp Nou. Con el Celta ha cerrado la temporada en una meritoria novena posición, a punto de clasificarse para disputar competición europea. En Vigo, además, ha dirigido a Rafinha, cedido por el Barça, ya Fontàs y Nolito, ex azulgranas.

Volver arriba