fcb.portal.reset.password

Vilanova, a la roda de premsa. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Tranquilo, con ganas y confiado en sus jugadores, Tito Vilanova afronta su primer Clásico de Liga después de contar por victorias todos los compromisos que ha dirigido en la Liga y la Champions. "No es fácil hacerlo, es la quinta vez en toda la historia que ganamos los seis primeros partidos. Posiblemente, es el mejor momento desde el inicio, pero durante lo que queda de temporada quizás habrán de mejores", declaró el técnico, que enfoca con normalidad el encuentro.

Eso sí, con ocho puntos de ventaja sobre los blancos, es consciente de que el equipo tiene "una gran oportunidad". Al mismo tiempo, recordaba: "Si al principio de Liga nos hubieran dicho que ahora estaríamos a 2 y que podríamos ponernos a 5, todos lo hubiéramos firmado".

"Sólo se juega un partido de fútbol"

Sobre la carga simbólica que podría tener el Barça-Madrid, Vilanova ha sido rotundo: "Sólo se juega un partido de fútbol, nada más, estar a 5 o 11 puntos. Si algún día se discute de política ya se hará en otro lugar. Esto es deporte". Y añadía: "En el Camp Nou, banderas catalanas hay siempre y de mosaicos se han hecho muchos. Cuando vamos a otros campos vemos otros tipos de banderas y no pasa nada".

La duda de Piqué

Por otro lado, el entrenador no ha podido revelar si Gerard Piqué estará disponible para el Clásico. "Ha hecho el entrenamiento después de días parado. Mañana veremos como viene, como se ha recuperado". Según él, "depende de su pie, de nada más. De sus ganas no hay duda, ha dedicado todas las horas posibles y más. Ha hecho lo máximo para estar".

De hecho, ha admitido que la alineación barcelonista vendrá marcada por la sesión del domingo por la mañana. De Song, una de las posibles alternativas a Piqué, apuntó: "Venía para hacer de pivote y en casos puntuales de central y lo ha tenido que hacer antes de lo que pensábamos. Las bajas de los centrales han hecho que tuviera que hacer un curso intensivo y más rápido de lo previsto".

Un Barça reconocible

De todos modos, juegue quien juegue, Tito Vilanova tiene claro cómo saldrá su equipo: "Llevamos cinco temporadas intentando jugando de una manera determinada. Al mismo tiempo estamos viendo que los rivales se nos cierran detrás, sin jugarnos de tu a tu y eso nos obliga a buscar matices o variantes". Además, si tuviera que coger un encuentro de esta temporada como referente, sería precisamente la ida de la Supercopa contra el Madrid. "Para mí, es el mejor partido que hemos jugado, con diferencia. Si hay cosas de este partido que nos puedan servir, las utilizaremos", señalaba.

Sin sorpresas y mucha Liga

Sobre el eterno rival, el entrenador culé manifestaba: "Cuantos más partidos, más te conoces. Sabemos lo que harán, como lo plantearán y ellos saben cómo lo haremos nosotros. No creo que nos sorprendamos a estas alturas". Y continuaba: "Tienen una plantilla buenísima, que ha costado muchos más millones que la del Barça y es posible que te ganen. La racha de tantas victorias seguidas que hemos tenido sobre ellos sale de lo normal". Con todo, Vilanova considera que en un Clásico "nunca hay favorito" y que, pase lo que pase, "quedará todavía muchísima Liga".

Volver arriba