fcb.portal.reset.password

Sergio Busquets está a sólo un partido de los 200 con el primer equipo del Barça / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Sergio Busquets está a un partido de llegar a los 200 partidos oficiales con el primer equipo del FC Barcelona, un hecho que le hace "sentir importante" pero que no le apaga el hambre de ganar títulos. "Quiero seguir ganando, por eso trabajamos y vivimos los jugadores". Este y otros aspectos los ha tratado el centrocampista catalán en una entrevista a Barça TV y fcbarcelona.es en la que ha subrayado cuáles son sus objetivos profesionales y cuál es su manera de ser fuera de los terrenos de juego.

Después de casi doscientos partidos con el Barça, ¿siente que se ha ganado el respeto de los aficionados, entrenadores y el fútbol mundial en general?

"Siento que se me tiene mucho respeto, que con estos 199 partidos he hecho muchas cosas, he ganado muchos títulos..., me siento importante en el Barça y en la selección y estoy muy contento por este reconocimiento. Como quien dice, hace dos días no llevaba ningún partido y ahora ya son 200 y espero que sean muchos más".

La gente destaca su madurez y su atrevimiento, aunque es muy joven. ¿De esto uno aprende o es innato?

"Creo que es más innato que no aprendizaje, está claro que con estos partidos ganas cosas como la confianza y la experiencia, pero eso ya lo tienes que llevar algo desde abajo".

¿Cuál es el mejor elogio que le han hecho? ¿Y la crítica que le ha hecho más daño?

"El mejor elogio es tener la confianza de los compañeros y del entrenador, eso es lo más importante, tanto interna como externamente. En cuanto a la crítica intento abstraerme al máximo de los diarios y programas deportivos, pero todas las críticas, si son buenas son constructivas".

Su rol es el de pivote defensivo, todo lo que hace lo hace bien. ¿Cree que todavía le quedan cosas por mejorar?

"Me quedan muchas cosas por mejorar, ningún jugador es perfecto y yo mucho menos. Me gustaría mejorar el disparo a portería, el pase largo y muchos aspectos tácticos que a veces parece que no, pero tampoco lo haces del todo bien".

¿Qué sería de Busquets si Guardiola no lo hubiera hecho debutar ese día contra el Racing?

"No sé, no me lo imagino. Quizás habría continuado en el filial y luego no sé si tarde o temprano habría subido al primer equipo, si hubiera tenido que irse a otro equipo..., no me lo planteo, estoy contento de lo que pasó y de lo que ocurre ahora".

¿Recuerda cómo fue esa semana?

"Sí, yo hacía unos días que entrenaba con el primer equipo y me puse enfermo cuando faltaban dos días para el partido. Fui a entrenar igualmente y le dije que había pasado mala noche. Cuando faltaba un día para el partido me preguntó si estaba listo para jugar y le dije que sí, que estaba preparadísimo".

¿Estaba nervioso?

"No, yo creo que más que nervios era el hecho de ver lo que me encontraría. Compañeros nuevos, un estadio tan grande..., era todo nuevo. Más que el hecho de estar nervioso era el hecho de no saber lo que pasaría".

Las expectativas se cumplieron o lo superaron...

"Se cumplieron. Yo diría que para superarse deberíamos haber ganado, que era lo importante. Personalmente, pienso que por ser el primer partido fue bastante bien, lástima de ese empate al final, con una falta y con un rebote".

De estos casi doscientos partidos, ¿cuál es el que mejor recuerda a título personal? ¿Y el peor?

"No me podría quedar con uno. Siempre recuerdo los primeros, la victoria en el campo del Sporting, que jugué bien y el equipo goleó, era la primera victoria de este equipo en la Liga y fue muy necesaria. De allí empezamos a tirar hacia arriba y no paramos. Los peores son cuando pierdes un título, son los peores momentos de un futbolista porque estás toda la temporada jugando para ello y cuando pierdes son momentos difíciles".

En el ámbito futbolístico lo ha ganado todo. ¿Cuáles son los retos de Busquets?

"Continuar ganando. Es por lo que trabajamos, por lo que vivimos, cuando ganas un jugador vive de otra manera, mucho más feliz, mucho más tranquilo y eso es lo que me queda".

¿Es diferente el Sergio Busquets del 2008 que el de 2012 como persona?

"No, yo creo que como persona no. Algo quizás sí, porque no es normal lo que me encuentro, pero como persona soy igual. Quizás todavía un poco más reservado, algo más vergonzoso con la gente..., son cosas que desde pequeño no me esperaba y que llegan muy rápido".

¿Le gustaría ser capitán del Barça algún día?

"Sí. Yo ahora veo a Puyol y a Xavi y son un ejemplo para mí y si yo llegara a ser como ellos, querría decir que hace años que estoy aquí y que me he ganado un reconocimiento y que sería importante".

Volver arriba