fcb.portal.reset.password

 

Volver a reinar tras el triunfo del eterno rival. Ese es el objetivo del Manchester United, que vio como los 'citizens' se llevaban la Premier League en el último suspiro con un gol del Kun Agüero. Los 'Red Devils' intentarán recuperar también en el curso 2012/13 el prestigio europeo después de una mala campaña en la que no se cumplieron los objetivos iniciales.

Rehacerse tras un año complicado

Acostumbrados a competir en las últimas rondas europeas, el Manchester United cayó sorprendentemente en la fase de grupos de la Liga de Campeones. Bastaba un empate en Suiza para conseguir el pase, pero el Basilea culminó la hazaña y dejó fuera al subcampeón de la competición. Con el consuelo de disputar la Europa League, los británicos se encontraron con el Athletic de Marcelo Bielsa, que consiguió la clasificación para los cuartos de final tras vencer en Old Trafford y en San Mamés.

El conjunto de Sir Alex Ferguson tampoco tuvo suerte en casa. Jugando como local en el ‘Teatro de los sueños ‘, un equipo de segunda, el Crystal Palace, le eliminó de la Copa de la Liga Inglesa. El Liverpool, por su parte, también derrotó a los 'Red Devils' en Anfield en la cuarta ronda de la FA Cup. En definitiva, un curso negativo que acabó de la peor manera posible. Se acercó el título de la Premier, pero el Manchester City dio la vuelta al marcador en su partido ante el Queens Park Rangers y finalizó la Liga como campeón.

Las nuevas caras del ManU

Tras el duro golpe del eterno rival, el técnico escocés ya ha reforzado la plantilla con dos incorporaciones de lujo. El japonés Kagawa, procedente del Borussia Dortmund, llega a la disciplina del Manchester después de hacerse efectivo su fichaje por 20 millones de euros. Nick Powell, una de las grandes promesas del fútbol inglés de apenas 18 años, es la otra pieza de este nuevo United. Además, Sir Alex Ferguson ya ha asegurado que la plantilla aún no está cerrada y que pueden llegar nuevos futbolistas en el mercado de fichajes.

Roma y Wembley, en el recuerdo

Los últimos enfrentamientos oficiales entre Manchester United y FC Barcelona se produjeron en las finales de las Ligas de Campeones de 2009 y 2011, disputadas en Roma y Wembley, respectivamente. En la capital italiana, los goles de Eto'o y Messi dieron el trofeo a los azulgranas, mientras que el estadio londinense fue el escenario de la cuarta Champions en la historia del Club. Sin embargo, los 'Red Devils' se llevaron el último duelo, ya que el último precedente se produjo durante la pretemporada 2011/12. Y es que pese al golazo de Thiago, el equipo culé cayó por 2-1 en un encuentro disputado en los EEUU.

Volver arriba