fcb.portal.reset.password

Callejón y Jordi Alba, en el Santiago Bernabéu / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El segundo Clásico en cinco días llega en un momento idóneo para el FC Barcelona. Nada mejor que otro Madrid-Barça para olvidar el 1-3 del martes en Copa y para recuperar las buenas sensaciones que ha tenido el equipo durante toda la temporada, mes de febrero al margen. Una victoria en el Santiago Bernabéu, donde los de Roura ya pudieron ganar en la Copa (1-1), permitiría al conjunto azulgrana dar un paso de gigante en la Liga, donde ya manda con autoridad respecto al Atlético (12 puntos) y al Madrid (16). En este sentido, será el Clásico más desigual.

Incómodo para el Madrid

La cita, en cambio, no llega en un momento tan oportuno para el Real Madrid. El conjunto de Mourinho afronta el duelo contra el Barça sabiendo que tres días más tarde debe visitar Old Trafford en el partido correspondiente a la vuelta de los octavos de Champions. Una cita seguramente más prioritaria que este Clásico, ya que el Madrid se encuentra muy alejado del líder.

Xavi se lo pierde

De este modo, se prevé que Mourinho reserve a algunos de sus jugadores clave para el martes, aparte del sancionado Di María. No tanto el Barça, que sólo tiene que lamentar la ausencia de Xavi Hernández, con una rotura en el bíceps femoral del muslo derecho. La expedición azulgrana ha viajado a Madrid con un total de 19 jugadores y sólo Abidal, Montoya y Dos Santos han sido descartados por decisión técnica. Como seguramente haga el Madrid, es de esperar que Jordi Roura introduzca más de uno y de dos cambios respecto al equipo que salió de inicio en la Copa, empezando por Víctor Valdés.

Es la hora del sexto Clásico de la temporada, el más oportuno de todos. El que puede marcar la Liga a favor del Barça.

Volver arriba