fcb.portal.reset.password

Villa, celebrant el seu gol. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

David Villa ha vivido el reencuentro deseado con el Camp Nou. 247 días más tarde de su lesión en una tibia, el '7' azulgrana ha vuelto a pisar el Estadio contra la Real Sociedad. La ovación ha sido atronadora y su respuesta, a la altura: en el minuto 83 se asociaba con Iniesta y marcaba, con la izquierda, el 5-1 definitivo. La dedicatoria del gol ha sido para su familia y para el fisioterapeuta Emili Ricard, personas clave en su recuperación.

Al finalizar el encuentro, el atacante ha expresado una enorme satisfacción: "Me ha hecho mucha ilusión el recibimiento. Los ánimos de la gente han sido muy importantes en estos ocho meses parado y ojalá pueda ir volviendo todo el cariño a base de goles". Y seguía: "Cuando te ayuda tanta gente es difícil dar las gracias. Públicamente, quiero decir a todos los que me han ayudado que sin ellos no lo habría conseguido".

Al mismo tiempo, el Guaje ha agradecido "la confianza de los técnicos y el apoyo de los compañeros" en su reaparición. Consideraba la actuación ante la Real Sociedad como "un paso más en la puesta a punto". Además, reconocía que la rubrica del gol le dejaba "contento y liberado". "Tenía muchas ganas de disfrutar de ello desde dentro", confesaba.

Media hora inolvidable

La noche redonda de Villa ha empezado en el minuto 61 del partido, cuando ha salido a calentar y ha sido objeto de un cálido recibimiento por parte del Camp Nou. Había jugado unos minutos una semana antes en el amistoso de Bucarest y en el minuto 74 viviría el regreso oficial en sustitución de Pedro.

El Guaje ha aparecido en el terreno de juego atrevido y con confianza. Decantado a la izquierda del ataque barcelonista, ha contagiado ambición a sus compañeros, en unos instantes en que el cansancio empezaba a ser evidente. Y ha obtenido la recompensa del gol.

En 19 minutos de tiempo real jugados, el delantero asturiano ha marcado una diana en el único remate que ha intentado, ha completado 15 de 17 pases, ha recuperado 1 balón y vio una amarilla en la celebración del 5-1.

Volver arriba