fcb.portal.reset.password

L'equip celebra un dels cinc gols marcats a Vallecas / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

No es un partido más. El Valladolid-Barça cierra el año y una semana que ha sido una montaña rusa para el conjunto azulgrana. La comenzaba pletórico por la exhibición contra el Atlético de Madrid que le dejaba a nueve puntos de su principal perseguidor en la Liga. Además, el martes anunciaba las renovaciones de nada menos que Messi, Xavi y Puyol. A continuación se conocía que Abidal había recibido la autorización para reincorporarse a los entrenamientos con el grupo.

Todo era de color de rosa hasta que el miércoles llegó la gran conmoción: la detección de una extensión en la patología del entrenador Tito Vilanova, operado el jueves según la planificación prevista. Así, el Barça se presentará a Valladolid después de una semana de contrastes y con el segundo entrenador, Jordi Roura, haciéndose cargo del equipo en ausencia de Vilanova.

El colofón a un inicio histórico

La plantilla buscará brindarle a su técnico el 16º triunfo en 17 jornadas, rubricando así el mejor inicio de la historia de la Liga. Gracias ello, ha conseguido 9 puntos de ventaja sobre el segundo, el Atlético de Madrid, y 13 sobre el tercero, el Madrid. El equipo hasta ahora se ha mostrado intratable lejos del Camp Nou, con ocho victorias en ocho desplazamientos.

El cuerpo técnico citó a los 19 disponibles para la visita al estadio José Zorrilla. Entre ellos hay Leo Messi, que ha batido el récord mundial de goles en un año natural (90). Adriano y Song no entraron en la lista por molestias en un aductor y en una rodilla respectivamente.

Buen fútbol asegurado

El Valladolid, por su parte, es indiscutiblemente una de las revelaciones de la Liga. Recién ascendido, se encuentra en la zona media de la clasificación, con 22 puntos. Practica un juego alegre y ofensivo. No ha despreciado nunca la pelota, por lo que se prevé un duelo intenso y atractivo. El buen fútbol está asegurado esta tarde en Pucela.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();