fcb.portal.reset.password

Messi, celebrant amb Alexis el seu segon gol al Mallorca. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

El Barça ha obtenido el décimo triunfo en once partidos de Liga en una tarde de posesión, muchos goles-sobre todo por las oportunidades generadas por los dos equipos- y con complicación en la segunda parte en el Iberostar Estadio. Después de la primera, en la que el equipo ha mezclado el fútbol combinativo con mucho acierto de cara puerta y se ha adelantado por 0-3, dos goles consecutivos de un Mallorca que parecía muerto han reducido el margen. La incertidumbre ha sido breve. El 2-4 definitivo de Messi ha comportado un nuevo récord del '10': ha superado el récord mundial de goles en un año de Pelé (1958) con 76 durante el 2012.

Otro monólogo

El control azulgrana ha sido incontestable del primer al último segundo del período inicial. El Mallorca esperaba al Barça muy retrasado (hecho poco habitual en conjuntos dirigidos por Caparrós). La situación recordaba bastante a la vivida en Celtic Park cuatro días antes. Los locales acumulaban muchos hombres cerca del portero Aouate, mientras el Barça circulaba con paciencia y criterio. De entrada, los disparos lejanos eran una opción válida, ya que los atacantes azulgranas alcanzaban buenas posiciones de tiro. Otra arma punzante del Barça eran las bandas, con Villa y Tello profundos.

Sin embargo, la primera oportunidad franca del partido ha sido del Mallorca. A su manera. Valdés, con una prodigiosa estirada, evitó el gol con la cabeza de Hemed (min 21).

Xavi, Messi y Tello lo encaran

En esta ocasión, la efectividad del Barça ha sido alta. En el minuto 27, Xavi anotaba el 0-1 al transformar magistralmente una falta directa. Aun así, lo único que había cambiado era el marcador. Sobre el césped, el Mallorca seguía especulando y los visitantes, imponiendo su estilo. Decantados a la izquierda, donde Tello desequilibraba, pero no conseguía encontrar rematador para sus centros.

La enorme superioridad barcelonista ha quedado plasmada en el resultado al final del primer tiempo. En dos minutos (43 y 44), Messi y Tello han batido a un Aouate no demasiado afortunado con disparos desde fuera del área tras sortear a defensas locales. El del argentino ha distado mucho de ser el más bonito de su carrera, pero quedará para la historia.

Se rehace el Mallorca

No se rendiría el Mallorca. Sus mejores minutos han sido en la reanudación, cuando ha forzado dos córners y ha recortado distancias gracias a Pereira, que ha entrado en solitario por la izquierda. A continuación, Víctor transformaba un penalti cometido por Busquets con las manos (min 58). En un santiamén, los de Caparrós se habían puesto dentro del partido. Ahora sí, presionaban arriba y incomodaban la salida desde atrás del Barça, que había perdido un punto de tensión.

Aparece Messi para sentenciar

El 2-3 ha puesto en alerta al líder. Rápidamente recuperó el dominio y ha restablecido el orden con un gol sensacional de Messi, con una asistencia valiosa de Alexis con el pecho (min 69). De esta manera, el equipo podría vivir la recta final con cierta tranquilidad. Había frenado a la fiera convirtiendo el partido en un rondo gigante e interminable. Eficiente para evitar cualquier otro rebrote mallorquinista.

Volver arriba