fcb.portal.reset.password

Carles Puyol, en rueda de prensa / FOTO: ÁLEX CAPARRÓS-FCB

Carles Puyol se ha mostrado satisfecho con el sorteo de la Liga de Campeones celebrado este jueves en Mónaco, en el que Benfica, Spartak Moscú y Celtic han quedado encuadrados en el mismo grupo que el FC Barcelona. "Somos favoritos, podemos estar contentos", ha declarado optimista, pero también ha tirado de prudencia: "No será fácil. En Europa cualquier error o confianza se paga caro, y nosotros respetamos a todos los rivales".

Felicita a Iniesta

El capitán ha estado muy pendiente de lo ocurrido en Mónaco. Más allá del sorteo, también ha querido felicitar a su compañero Andrés Iniesta por el galardón recibido: "Se lo merece y me alegro muchísimo por él. Por todo lo que ha trabajado. Quien hace bien su trabajo tiene su premio". Puyol ha querido dejar claro que "los tres finalistas se merecían el premio, son tres jugadores impresionantes", pero ha reconocido que quizá la Eurocopa ha sido decisiva para que el mejor jugador de Europa sea Iniesta y no Messi o Cristiano Ronaldo.

Pendiente de su evolución

Puyol también se ha referido a la lesión en el pómulo que le impidió participar en la vuelta de la Supercopa de España contra el Madrid. "Más que el pómulo, no me encuentro del todo bien en las cervicales. Las tengo muy cargadas", ha detallado. No sabe si estará disponible el domingo, contra el Valencia: "Yo estaba dispuesto a jugar en el Bernabéu, pero al levantarme no tuve buenas sensaciones. Me bajaba por el brazo izquierdo y era mejor no jugar. Hoy todavía tengo esas sensaciones y tenemos que esperar".

"No bajamos los brazos"

Sobre el partido en sí, Puyol cree que "hubo dos partes": "El Madrid salió muy fuerte. Sabíamos que nos apretaría arriba, porque tenían que ganar. Se pusieron 2-0 y el equipo y no bajó los brazos. Ellos tienen un fútbol claro, que es defender bien y buscar el contragolpe. Me quedaría, sin embargo, con la reacción de nuestro equipo".

Volver arriba