fcb.portal.reset.password

Messi, en un partido con Argentina / FOTO: ARCHIVO

Leo Messi condujo a Argentina a la victoria ante Uruguay por 3 a 0 con dos goles decisivos en partido de clasificación para el Mundial de Brasil 2014. Mascherano también contribuyó a la victoria, volviendo a la posición de pivote defensivo y disputando los 90 minutos. Tras una primera parte controlada pero sin movimientos en el marcador, la estrella azulgrana guió al equipo en ataque con sus combinaciones con Agüero y los goles llegaron. En el minuto 65, Messi remató un centro de Di María lanzándose al suelo y anotando por abajo. La insistencia en ataque de los hombres de Sabella no disminuyó y sólo nueve minutos después el '10' azulgrana inició una jugada que el' Kun 'Agüero convirtió en el 2-0.

El 3-0, de falta directa

Aunque el partido ya estaba sentenciado, Messi redondeó el 3-0 con su segunda diana. A falta de diez minutos para el final, el argentino transformó un excelente lanzamiento de falta superando al portero uruguayo Muslera por su palo. Con este segundo gol, Leo Messi se queda a sólo cuatro dianas de Diego Armando Maradona como goleador con la selección argentina.

Después del enfrentamiento, el crack azulgrana declaró que "siempre he sido feliz en la selección, pero está claro que con resultados todo es más sencillo. Estamos haciendo las cosas muy bien y estamos cerca de nuestro objetivo". El próximo miércoles, también de madrugada, se jugará un interesante Chile - Argentina que enfrentará a Alexis Sánchez contra Messi y Mascherano con la clasificación para el Mundial de Brasil en juego.

Chile se complica la clasificación

La selección de Chile cayó ante Ecuador (3-1) en su partido clasificatorio para el Mundial 2014 de Brasil. El conjunto del azulgrana Alexis Sánchez sumó la segunda derrota consecutiva, la anterior con Colombia, y se aleja de las posiciones nobles de la clasificación.

El partido transcurrió sin trascendencia para los chilenos, donde, Alexis, como única referencia ofensiva, no fue capaz de superar el planteamiento defensivo impuesto por los ecuatorianos. El '9 'del Barça estuvo, en todo momento, controlado por dos o tres defensores que imposibilitaron que desplegara su potencial ofensivo. El azulgrana disputó los 90 minutos del partido.

Volver arriba