fcb.portal.reset.password

 

Javier Mascherano es uno de esos futbolistas que suele decir lo que piensa y que se expresa con mucha sinceridad. Este martes fue al plató del programa 'El Marcador' de Barça TV y, una vez más, valió la pena escucharlo. De entrada, este fue su análisis de la situación: "Más allá del resultado y de la alegría por la clasificación, hemos vuelto a los orígenes y eso es lo que nos debe hacer sentir más satisfechos. Esperemos que no haga falta ningun otro cachete. No nos podemos desviar de este camino, más allá de los resultados". "Las cosas siempre se han hecho de la misma manera, pero el hecho de encadenar partidos no lo suficientemente buenos ha hecho que la confianza y la manera de jugar del equipo no fuera la misma. Este martes la gente se va a casa sabiendo que el equipo ha sido reconocible", añadió.

En cuanto al partido, "haber marcado un gol en los primeros cinco minutos nos ha dado tranquilidad y a ellos les ha perjudicado, sabían que el partido se les podía hacer muy largo", apuntó el central argentino. Para el '14' azulgrana la presión en campo contrario fue clave: "Hemos presionado muchísimo. Por cada jugador del Milan, había tres del Barça. Es un tema de contagio. Si el de tu lado presiona, tú también lo haces".

Máxima autoexigencia

Mascherano explicó que pidió el cambio porque tenía calambres y, tal como estaba el enfrentamiento, no quería perjudicar al equipo. A pesar de ser uno de los nombres propios del partido, el defensa azulgrana demostró su autoexigencia y sinceridad cuando aseguró: "Este martes no me voy satisfecho a casa. Una jugada te puede cambiar la temporada y la ocasión de ellos ha sido fruto de un error mío. Jugando en un equipo como el Barça, no me lo puedo permitir. Te puede dejar fuera de una competición como la Champions".

Ni tragedia, ni paraíso

El argentino destacó que hay que encontrar un término medio entre la tragedia y la euforia. De entrada, recordó que "lo que se ha hecho en estos últimos cinco años es una locura": "Analizar los últimos 15 días es lo más fácil pero se deben analizar muchas más cosas. Este equipo sigue siendo competitivo. Esto es lo que debemos valorar. No es necesario hacer una tragedia de una derrota. El Real Madrid nos privó de estar en una final. Es un gran equipo, con muy buenos jugadores". Y a continuación remarcó: "Ahora tampoco estamos en el paraíso. Hemos pasado una prueba de fuego pero quedan ocho grandes equipos en la Liga de Campeones. Tenemos que seguir así. Este Club no te deja bajar los brazos".

Volver arriba
_satellite.pageBottom();