fcb.portal.reset.password

Pinto i Nani, a la tanda de penalts. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Excelente test para el Barça en Göteborg ante el Manchester United, repetición de las finales de Champions de 2009 y 2011. Como en Roma y Londres, los azulgrana han tenido la posesión y la mayoría de las opciones, aunque el ritmo impuesto y la eficacia no han sido iguales. Los ingleses han sabido prevenirse del fútbol asociativo culé e incluso han dispuesto de la mejor oportunidad, en un penalti que Valdés le ha parado a Rooney. El punto fatídico ha resultado ser favorable para los intereses catalanes. Desde los once metros se decidiría el trofeo y, como en el último amistoso en París, Pinto ha decantado la balanza.

Empuje culé

Las alineaciones de ambos equipos advertían de la seriedad del duelo. El Barça ha salido concentrado, dominador y practicando la presión adelantada que ya había ensayado en los anteriores compromisos de preparación. En Suecia, antes del minuto 5 ya había inquietado al portero De Gea con un disparo delicado de Iniesta y una llegada de Messi. El balón era sólo del Barça. El Manchester United lo perseguía. Si lo conseguía, optaba mayoritariamente por las bandas. Precisamente, el extremo Nani ha tenido una notable ocasión con un lanzamiento muy lejano que se ha perdido fuera. Uno de los pocos desajustes defensivos del Barça en todo el encuentro.

Para-penaltis Valdés

El cuadro que dirige Tito Vilanova sufría poco porque defendía con el balón en los pies, liderado por un elegante Leo Messi. Entraba bien por la izquierda gracias a la velocidad de Tello -único del filial en el once junto con un efectivo Sergi Roberto-, pero le faltaba instinto asesino en los metros finales. En medio del monólogo azulgrana, justo antes del descanso, el United tendría su momento con un penalti cometido por el propio Tello. Víctor Valdés se ha encargado de mantener las cosas como estaban con una gran parada a Rooney, que tampoco acertaría en el rechace.

Carrusel de cambios y dinámica similar

El portero ha sido uno de los seis sustituidos en el descanso, entre los que también había Messi. En la reanudación, Pinto ha vuelto a demostrar su buen momento de forma con una gran intervención tras un disparo de Kagawa, fichaje estrella de los 'red devils'. Como suele ocurrir en estas alturas de la temporada, el ritmo de juego ha bajado sensiblemente en el segundo tiempo. Sin embargo, el Barça conservaba el control, con Busquets, Xavi y Cesc mareando a los centrocampistas rivales. Y lo seguía intentando: en el minuto 63 De Gea salvó un uno contra uno de Alexis (con meritoria asistencia de Alves) y un posterior cabezazo de Pedro.

Volver arriba