fcb.portal.reset.password

La participación de Jordi Alba en Mestalla, según la aplicación FCBlive

Jordi Alba fue una de las atracciones del Valencia-Barça. El lateral volvía por primera vez al estadio que jugó del 2009 al 2012. Mestalla es donde debutó en Primera División y donde se erigió en uno de los laterales más solventes del mundo. En su regreso vestido de azulgrana, Alba exhibió el buen estado de forma que manifiesta en los últimos partidos.

Un pulmón por la izquierda

No pareció acusar demasiado el esfuerzo del Clásico del miércoles y recorrió la banda izquierda como una bala. Sólo Xavi Hernández (118) participó en más acciones que él (111). En ataque desdobló continuamente a Iniesta (de falso extremo en su lado). Desde la línea de fondo realizó tres centros y, así, contuvo al lateral derecho valencianista, Joao Pereira. También el centrocampista ché, Bernat, tuvo que estar muy pendiente de sus incursiones.

Curiosamente, Jordi Alba recibió más faltas (3) de las que cometió (2). Otra muestra que su incidencia en el juego ofensivo del equipo fue, una vez más, alta. Aparte de los 82 pases que intentó, 69 fueron buenos.

Y una garantía detrás

En defensa, el '18' azulgrana supo interpretar tácticamente a la perfección el encuentro y se mostró muy efectivo en tareas de corrección cuando el Valencia ponía en marcha los contragolpes. Omnipresente en la retaguardia, recuperó diez balones. Los únicos compañeros que le superaron en este apartado fueron Piqué (14) y Busquets (12).

Además, Alba fue el futbolista que rechazó más balones del duelo. De los 24 que neutralizó, llama la atención que 6 de estos fueron con la cabeza. En los partidos grandes, se crece.

Volver arriba