fcb.portal.reset.password

Heynckes, durante el entrenamiento en el Camp Nou / FOTO: ÁLEX CAPARRÓS-FCB

Jupp Heynckes, en rueda de prensa / FOTO: ÁLEX CAPARRÓS-FCB

Confiado pero prudente. Así es como llega el Bayern Munich al Camp Nou. "No hay que dejarse engañar por el 4-0. En una semifinal siempre hay dos partidos y queremos demostrar que el partido de la ida no fue casualidad", ha declarado su técnico, Jupp Heynckes, antes de la cita de este miércoles en el Camp Nou. "Antes del partido de Múnich ya dije que jugamos dos equipos 'top' de Europa. Para mí el Barça sigue siendo el mejor equipo del mundo y así es como nos hemos preparado", ha añadido.

Fieles a su filosofía

Jupp Heynckes ha acabado rápido con las especulaciones que apuntaban a un posible planteamiento defensivo del Bayern. "Tenemos nuestra filosofía y hemos demostrado que somos un gran equipo y que hemos rendido a un gran nivel. No plantearemos un partido defensivo. Buscaremos goles y seremos valientes", ha avisado Heynckes, que también se ha deshecho en elogios hacia su rival. "El Barça ha sido un ejemplo de deportividad cuando ha ganado, tanto dentro como fuera del campo. El Bayern ha aprendido del Barça", ha señalado.

Sin pistas de cara al once

Preguntado por los seis apercibidos que tiene el equipo (Dante, Lahm, Luiz Gustavo, Schweinsteiger, Javi Martínez y Mario Gómez) y por si esta situación podría hacer que el once fuera bastante diferente que en Múnich, Heynckes ha preferido no dar pistas: "He rotado mucho esta temporada. Hasta 20 o 21 jugadores han sido importantes y el rendimiento del equipo nunca ha bajado. Lo que es importante es que jueguen once jugadores que psicológicamente estén al 100%".

Schweinsteiger: "El Barça tiene el orgullo herido"

También han comparecido en rueda de prensa los jugadores Thomas Müller y Bastian Schweinsteiger. El primero espera "un Messi diferente al que vimos en Múnich" y no se fía de este Barça: "Jugarán como siempre. En Múnich no hicimos una mala primera parte y hasta el final no ampliamos la ventaja”. Schweinsteiger, por su parte, apunta que los azulgrana "tienen el orgullo herido y eso les hace más peligrosos". En este sentido, ha recordado que “hay que jugar igual de concentrados” que en el Allianz Arena.

Volver arriba