fcb.portal.reset.password

Jordi Alba, en la rueda de prensa. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Jordi Alba, el penúltimo en llegar a la disciplina azulgrana, ha valorado este jueves su acoplamiento al Barça. Según él, "la adaptación está siendo buena". "He tenido la suerte de haber estado mucho tiempo aquí y está siendo más fácil", continuaba. Ha ayudado el hecho de encontrarse con "un vestuario con un ambiente buenísimo": "Los conocía de enfrentarme y ahora que juego con ellos me quedo con su grandísima calidad". A dos de los cuales, Carles Puyol y Xavi Hernández, les ha definido como "ejemplos a seguir".

"Quiero jugar lo máximo"

Además, agradece el apoyo del entrenador Tito Vilanova: "Está muy pendiente de mí y eso es bueno. Es un técnico muy trabajador y que sabe muy bien lo que se hace". Una vez recuperado de la enfermedad, el defensa está dispuesto a ponerle las cosas muy difíciles: "He pasado una gripe muy fuerte y Adriano ha jugado más, es cierto, pero aquí no hay titulares ni suplentes. Todos somos importantes y estamos jugando muchos minutos". Lo tiene claro: "Me siento totalmente recuperado. Quiero jugar lo máximo y sentirme importante".

Primero, el Sevilla

La primera oportunidad puede ser este sábado en el Sánchez Pizjuán, contra un rival duro. Es por ello que Jordi Alba aún no quiere pensar en el clásico. "Son ocho puntos, es importante porque es un rival directo, pero ahora debemos pensar en el Sevilla, el menos goleado de la Liga". Se encontraría, posiblemente, con Jesús Navas, compañero suyo en la selección. "Es un gran jugador, tiene mucha velocidad y crea mucho peligro en cada partido. Le intentaremos parar, juegue quien juegue", señalaba Alba en la rueda de prensa.

"Con fiebre no hubiera jugado"

Jordi Alba ha sido rotundo a la hora de desmentir que no estuviera en condiciones para disputar el último encuentro con la selección española en Georgia, previo a su gripe. "Me encontré mal cuando volví, no antes del partido. Si no, no hubiera jugado. Nadie puede jugar con fiebre", declaraba.

Volver arriba