fcb.portal.reset.password

Un instant del Barça-Getafe. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Desde hace días que en el pensamiento culé prácticamente sólo hay Milan, Milan y Milan. La soñada remontada europea del próximo martes. Antes, sin embargo, el Barça afronta un partido importante en la Liga contra el Deportivo de La Coruña en el Camp Nou. Puede servir para, como mínimo, mantener el generoso margen al frente de la competición (tiene al Atlético a 11 puntos y el Madrid, a 13) y, sobre todo, para recuperar sensaciones. Y es que el equipo viene de perder tres de los últimos cuatro compromisos, algo del todo inusual en los últimos tiempos.

Cambios en la portería

La expulsión de Víctor Valdés en la jornada anterior en el Bernabéu le ha supuesto una sanción de cuatro partidos. Llega, pues, el turno de José Manuel Pinto en la Liga. Tendrá de suplente al portero del filial, Jordi Masip. También son probables otras rotaciones en el once por parte de Jordi Roura. Al margen de Valdés, tampoco estará Marc Bartra, lesionado el jueves. Xavi, aún de baja, se incorporó al trabajo con el grupo en el entrenamiento del viernes, ultimando su recuperación.

Líder contra colista

El Barça lleva una trayectoria brillante como local en el campeonato, con once victorias y un empate en el Camp Nou. En cambio, el Deportivo todavía no sabe lo que es vencer como visitante. Acumula cinco empates y ocho derrotas lejos de Riazor.

Vázquez y el efecto revulsivo

Los gallegos llegan al Estadio en una situación de extrema gravedad. Son últimos a ocho puntos de la salvación y, después del Barça, les vendrán tres jornadas a vida o muerte contra Celta, Mallorca y Zaragoza. Ahora los dirige Fernando Vázquez para intentar cambiar el rumbo. El Dépor no renuncia a la sorpresa en el Camp Nou, pero la tendrá que buscar sin cuatro habituales como los lesionados Riki, Ze Castro y Kaká y el sancionado Marchena.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();