fcb.portal.reset.password

Cesc, contra l'Espanyol. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Un nuevo derbi tendrá lugar esta noche en Lleida. El Barça y el Espanyol disputan la final de la Copa de Catalunya en el Camp d’Esports, tres días después de que los culés se impusieran por 0-2 a los periquitos en Cornellà-El Prat en Liga. Son los dos equipos que encabezan el palmarés de la competición, con seis trofeos cada uno.

Cuenta pendiente

El Barça buscará reconquistar un título que hace seis años que se le resiste. Tendrá que hacerlo con bajas forzadas. Por un lado, no estarán los lesionados Messi, Puyol y Abidal. Tampoco los futbolistas que se han unido ya a sus selecciones. Es el caso de Dani Alves, Bartra, Montoya, Muniesa, Thiago y Tello. Así, el cuerpo técnico convocaba a todos los disponibles del primer equipo menos Valdés e Iniesta.

Ocho jugadores del filial completaban la lista de 21: Oier, Espinosa, Balliu, Deulofeu, Sergi Gómez, Sergi Roberto, Rafinha y Patric.

Derrota dolorosa

El Espanyol, por su parte, afrontará el encuentro aún digiriendo la derrota en el derbi del domingo que desvaneció definitivamente sus opciones europeas. Salvado desde hace semanas, tiene el trabajo hecho en la Liga y vivirá con tranquilidad la última jornada a pesar de la mala racha de resultados que vive (1 de 15 puntos). Esta noche, el entrenador Javier Aguirre tiene a su disposición a toda su artillería, menos Héctor Moreno, con su selección.

Volver arriba