fcb.portal.reset.password

Ibrahimovic y Beckham, dos de las estrellas del PSG

El París Saint-Germain, rival en los cuartos de final de la Champions, vuelve a ser uno de los grandes del continente. Desde el 2011, cuando el qatarí Nasser Al-Khelaifi se convirtió en el nuevo presidente, la entidad ha realzado su estatus tanto en el panorama nacional como en el internacional. Jugadores de primera línea como el exazulgrana Ibrahimovic, Thiago Silva, Lavezzi o Moura, acompañados por iconos mundiales como Beckham, conforman un equipo cada vez más respetado y que vuelve a unos cuartos 19 años después.

Una inversión astronómica

Esta reciente mejora en el rendimiento se debe, sobre todo, a la gigante inversión realizada por el club parisino en los últimos años. Ha gastado hasta 240 millones de euros desde el verano de 2011, tiempo en el que ha incorporado a los jugadores antes citados y también a otros como Pastore, Verrazzi, Van der Wiel o Gameiro. Dirigido por un técnico reputadísimo, el italiano Carlo Ancelotti, bicampeón de Europa con el AC Milan (2003 y 2007), el equipo se ha convertido en un bloque sólido en el que destacan los jugadores más ofensivos. Tiene pura dinamita en ataque con Ibrahimovic y Lavezzi y saca bastante provecho de las jugadas a balón parado, aspecto que los azulgranas deberán tener en cuenta.

Salto cualitativo

La mejora es notoria. El equipo de la capital, decimotercero en la Ligue 1 la temporada 2009/10, es el líder de la competición de este año, amenazado, sin embargo, por el Olympique de Lyon y el vigente campeón, el Montpellier. En Europa, su presencia en los cuartos supone también un enorme salto cualitativo: desde la semifinal de la Liga de Campeones del curso 1994/95 el PSG no llegaba a una ronda tan avanzada, Recopa (fue finalista en 1997) y Europa League (fue cuartofinalista en 2009) al margen.

Tres reencuentros especiales

En clave Barça, la cita con los franceses supone el reencuentro de la afición azulgrana con tres de sus ex jugadores. Ibrahimovic, Maxwell y Motta -el menos utilizado de los tres- volverán al Camp Nou el 10 de abril, día de la vuelta. Una semana antes, el delantero sueco será el gran ausente en el Parque de los Príncipes, al arrastrar una sanción de dos partidos por su expulsión ante el Valencia en el tiempo de descuento del partido de ida de los octavos.

Para los culés, derrotados por el PSG hace 19 años, la eliminatoria tiene un aliciente extra: ningún equipo de la Liga española ha podido tumbar nunca al conjunto azulgrana de París. En cinco duelos, cinco victorias contra el Barça, el Madrid (2), el Deportivo y el Valencia.

Volver arriba