fcb.portal.reset.password

Busquets, en roda de premsa. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Sergio Busquets fue, indiscutiblemente, uno de los jugadores del partido en la memorable remontada contra el Milan. Equilibró a un equipo que salió decididamente a golear desde el principio. Al final, incluso el director deportivo, Andoni Zubizarreta, declaraba que la actuación de Busquets había sido "para enmarcar" y mostrar a los niños de la Masia.

Modesto y con los pies en el suelo, el centrocampista confesaba: "Intento hacer mi trabajo bien, sé la repercusión que lleva jugar en el Barça... Estoy contento del partido a nivel personal y colectivo, que es lo importante".

Noche soñada

Busquets, en el primer equipo desde 2008, ha saboreado muchas noches de gloria en el Camp Nou, pero sitúa la del Milan entre las preeminentes: "Es de los mejores partidos que he vivido. Era el día y el partido que necesitábamos". Y añadía: "No habíamos tenido suerte en otras remontadas. Yo siempre había visto de grandes y ahora también podremos decir que nosotros conseguimos una. Es un orgullo formar parte de este grupo de remontadas".

Reconocía que todo le fue de cara al Barça. "Nos fue muy bien tener más de una semana para prepararlo, la afición estuvo inmensa desde antes del partido y el equipo se concienció. Fue un poco todo y salió a la perfección", exponía. Según él, "un partido muy bueno, muy completo, menos al final, cuando el Milan se volcó".

Para aprender y mejorar

En estos momentos de euforia, de cara al futuro, a Busquets no se le escapa de la memoria lo que sucedió en la ida: "Partiendo de la base de que todos los partidos de Champions cuestan, San Siro nos enseñó que no hay favoritos, que si no salimos al máximo puede ganar cualquiera y podemos sufrir". "Todo nos debe servir. Para aprender y mejorar", continuaba.

Al mismo tiempo, volvía a reivindicar a un equipo de leyenda: "No tenemos que callar bocas, lo hacemos por nosotros. Somos profesionales y nos gusta esto. Somos casi todos de la casa y lo vivimos muy intensamente. Cuando pierdes lo pasas mal y estos días van bien para coger confianza". Tiene claro que "no se puede vivir del pasado", pero que "tampoco había que dar mucha más importancia a la situación, ya que todos los equipos tienen momentos bajos".

Volver arriba