fcb.portal.reset.password
Romario, Ronaldo, Rivaldo, Ronaldo y Neymar

Romario, Ronaldo, Rivaldo, Ronaldo y Neymar

Romario (1993), Ronaldo (1996), Rivaldo (1997), Ronaldinho (2003) y Neymar (2013). Con el fichaje por el Barça, el ex jugador del Santos pasa a compartir nacionalidad y club con cuatro de los mejores delanteros de las últimas décadas. Todos ellos, con más o menos longevidad, triunfaron de azulgrana. Ahora es el turno de Neymar da Silva.

Romario y Ronaldo, ídolos efímeros

Romario cautivó el corazón de los culés con una temporada mágica, la 93-94, que le valió el apelativo de 'jugador de dibujos animados'. Al fichar prometió 30 goles en la Liga y cumplió su palabra. Con él, el Dream Team de Cruyff completó actuaciones brillantes y conquistaría el cuarto campeonato consecutivo. Romario volvería a Brasil a la mitad del curso siguiente.



Poco más tarde, aterrizaría en el Camp Nou Ronaldo. Tenía 19 años y una potencia física y una técnica descomunales. Se le conocía como 'El fenómeno'. En el único año que jugó en el Barça marcó 47 goles en 51 partidos. Algunos quedarían para la posteridad, como el de Compostela o el hat-trick con el Valencia.


Rivaldo y Ronaldinho marcan a una generación

La marcha de Ronaldo al Inter llevó a Rivaldo, del Deportivo, al Barça. De piernas inconfundiblemente arqueadas e izquierda de seda, 'Rivo' fue la estrella del conjunto dirigido por Van Gaal, ganador de dos Ligas. Tocaría la cima con el Balón de Oro, de 1999. Más adelante sostendría al equipo en muchos momentos de una etapa menos exitosa.



La llegada de Ronaldinho sería clave para transformar la tristeza en alegría, en 2003. Con él, el Barça pasó en un visto y no visto de estarse cinco años sin títulos a levantar la segunda Copa de Europa en París. En el Camp Nou, Ronaldinho se convertiría en el mejor futbolista del mundo y fue galardonado con el Balón de Oro de 2005.

.

Evaristo, Giovanni y Anderson

Romario, Ronaldo, Ronaldinho y Rivaldo son posiblemente los casos de más éxito de delanteros brasileños en el Barça. Hay más que dejaron muy buen recuerdo entre la afición culé. Por ejemplo, en los años 50, Evaristo de Macedo marcó 173 goles en 219 partidos. Décadas después, a finales de los noventa, Giovanni Silva y Sony Anderson también ofrecieron un buen rendimiento.

Volver arriba