fcb.portal.reset.password

Iniesta y Messi celebran uno de los goles marcados el año pasado contra el Milan / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Si hay algo que el encuentro de este miércoles entre Barça y París Saint-Germain permite predecir es espectáculo. Catalanes y franceses se juegan un billete para las semifinales de la Liga de Campeones y, tal como demostraron en el partido de ida, son dos equipos con una vocación ofensiva innegable.

El hambre de goles y la eficacia del Barça en el Camp Nou en los últimos cuatro años en duelos de cuartos de final de la máxima competición europea es espectacular. Un total de 16 goles a favor y sólo tres en contra, con una media de cuatro dianas por partido.

El Barça, un fusil afinado en el Estadio

Muchos equipos probaron la pólvora de los Messi, Villa, Pedro y compañía, como el Milan, que cayó por 3-1 el curso pasado. Aún más dolorosa fue la derrota del Shakhtar Donetsk en la ida de la temporada 2010/11, que acabó con un 5-1.

Apenas un año antes, el Arsenal de Arsène Wenger y Cesc Fàbregas comprobó como Leo Messi hacía inútil el empate a 2 del Emirates Stadium, con un póquer histórico que selló el 4-1 final. Y en la temporada del debut de Pep Guardiola en el banquillo, el Bayern de Múnich encajaba un contundente 4-0 que dejaba en un trámite la vuelta de los cuartos de final en el Allianz Arena.

Invictos desde hace casi cuatro años

Otro dato que juega a favor de los intereses de los hombres de Tito Vilanova es la solvencia azulgrana como local. El Estadio es uno de los fortines más inexpugnables del continente en la Liga de Campeones, ya que el Barça no conoce la derrota desde que, el 20 de octubre de 2009, el Rubin Kazan se impuso por 1-2.

El equipo ya acumula un total de 20 partidos de Champions sin perder en casa. Además, se ha impuesto en las seis últimas eliminatorias de cuartos de final que ha disputado. El último conjunto capaz de vencer a los culés en esta ronda fue la Juventus, el curso 2002/03.

 

Volver arriba