fcb.portal.reset.password

Cesc, en l'acció de l'1-3 al Bernabéu / FOTO: MIGUEL RUIZ- FCB.

El 15 de agosto de 2011 se cumplía el sueño de Cesc Fàbregas. Después de varios veranos en la órbita azulgrana, el hasta entonces capitán del Arsenal rubricaba su retorno al Barça, su club hasta la categoría cadete. Un refuerzo -el segundo después del de Alexis Sánchez- que llenó de ilusión a los culés: 30.000 aficionados le dieron la bienvenida en el Camp Nou en la presentación. Minutos antes, Cesc había manifestado que se trataba del "reto más importante" de su vida.

Tres títulos para empezar

Con el '4' en la espalda, el aterrizaje del centrocampista fue espectacular. Se estrenó levantando la Supercopa de España ante el Madrid y, a continuación, marcó el segundo gol en el triunfo barcelonista en la Supercopa de Europa, contra el Oporto en Mónaco. Su adaptación al equipo fue rápida y se convirtió en el segundo máximo goleador del conjunto azulgrana en la primera fase de la temporada (por detrás de Leo Messi). Entre sus dianas más importantes está la que se apuntó en el Bernabéu en la Liga (1-3) o en la final del Mundial de Clubes con el Santos (4-0).

Y una Copa y una Eurocopa para terminar

Los registros anotadores de Cesc Fábregas se redujeron en la segunda parte del año, en el que se reafirmó como un excelente asistente en la posición de medio volante o de falso '9'. La primera campaña del de Arenys en el Camp Nou se culminó con la consecución de la Copa del Rey en el Calderón. Aportó 15 goles en 48 partidos (marcó en 5 de las 6 competiciones que disputó).

El torneo del K.O. no fue el último éxito del curso, ya que Cesc fue una pieza esencial en la victoria de la selección española en la Eurocopa. Como el resto de campeones, se incorporó más tarde a las órdenes de Tito Vilanova en la presente pretemporada. Es un técnico que conoce bien de las categorías inferiores. A su lado, Cesc afrontará el segundo proyecto en Can Barça, su casa.

Volver arriba