fcb.portal.reset.password

Cesc, en el Camp Nou, en el partido contra la Real Sociedad / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Cesc Fàbregas ha atendido a Barça TV y www.fcbarcelona.cat para hablar sobre su estado de forma y el del equipo, de lo que le pide Tito Vilanova y de las sensaciones que tiene a sus órdenes. El centrocampista, que vive su segunda temporada en el Camp Nou, se ha pronunciado también sobre el partido de este sábado ante el Getafe y de la ventaja del equipo sobre el Real Madrid. Cesc ha querido destacar que se siente "muy contento y muy feliz de jugar en el Barça".

Al Barça siempre le cuesta el primer partido después de un parón de selecciones. ¿Por qué?

"Vienes de estar diez días fuera de casa, a veces hay viajes muy largos y tienes que acoplarte de nuevo a los entrenamientos, a estar en casa... Pienso que ahora es un poquito mejor porque jugamos viernes y martes y tienes un día más para aclimatarte, esto nos beneficia porque a veces llegas un poco cansado y rendir a un alto nivel de nuevo en partidos de Liga, cuesta. Creo que estamos bien y, además, venimos de una victoria, que mentalmente siempre es positivo".

El sábado visitan Getafe, un campo que tradicionalmente no le va bien al Barça. ¿Será complicado?

"Sí, es un campo muy complicado, se cierran muy bien, defienden diez jugadores en el área y luego salen al contraataque. Ellos juegan su partido, ahora tienen buenos jugadores, han hecho buenos fichajes, es un campo pequeño y la afición presiona. Será complicado pero confiamos en que podamos seguir con esta racha".

Vienen de un nueve de nueve en la Liga, pero Tito dijo que aún deben mejorar cosas. ¿Cuánto cree que les queda para estar al cien por cien?

"Creo que no mucho, hemos hecho una buena pretemporada y ya llevamos cinco partidos oficiales. Poco a poco nos hemos puesto a tono y la verdad es que ahora el equipo pinta bien. Tenemos dos días para preparar el partido todos juntos y la próxima semana comienza la Champions, que ayuda a ponerte un poco más las pilas. Estaremos al cien por cien dentro de muy poco".

Hace dos meses y medio que trabajan con Tito. ¿El vestuario ya ha digerido el adiós de Guardiola o aún es muy pronto?

"Yo creo que sí. El equipo es muy profesional y ha ayudado el hecho de que todo es lo mismo, es todo completamente igual, los entrenamientos, la preparación física, el cuerpo técnico ha cambiado muy poco, nosotros también... Lo único que cambia es la cara del que transmite las cosas, que es Tito y lo hace muy bien, tiene sus propias ideas y la verdad es que estamos muy contentos".

¿A Tito le debemos exigir lo mismo que a Pep, que venía de 14 títulos de 19 posibles?

"Creo que a un entrenador del Barça siempre se le exige lo mejor y en este caso es la primera temporada de Tito y deberá hacer las cosas como él crea oportuno. Los jugadores tendremos que dar el máximo para intentar ayudarle y hacer las cosas que él nos valora y nos pide para transmitirlo en el campo de la mejor manera posible y que esto se traduzca en resultados positivos".

¿Y a Cesc que le debemos exigir?

"A Cesc se le debe exigir como a uno más y como el que más, creo que me he adaptado muy bien al vestuario y al Club en general y la verdad es que estoy muy contento y trabajando muy fuerte. La temporada pasada fue muy positiva para mí e intento superarme cada día para jugar como yo sé porque todo el mundo esté contento conmigo".

¿Cree que es víctima de los 15 goles que marcó la primera parte de la temporada pasada?

"Bueno, creo que hay un poco de todo. No soy un jugador que haga treinta goles ni que luche por el Pichichi, ni mucho menos. Yo soy un centrocampista como otro pero es cierto que durante las últimas temporadas he marcado bastantes goles y cuando juego en posiciones más avanzadas sí tengo bastante llegada, pero cuando juego de interior hago el mismo trabajo que otro, trato de guardar la posición, mover al equipo y si hay una oportunidad de poder llegar y hacer gol pues también, pero eso no es lo que me pide el míster. Tengo que hacer lo que me pide el míster y no es que marque dos goles cada partido, trato de hacer mi trabajo y estoy muy tranquilo, muy contento y muy feliz de estar aquí. Lo que quiero es seguir jugando en el Barça y trabajando al máximo".

¿Siente que la gente le quiere?

"¡Y tanto! Lo he dicho siempre, en la calle, en el Estadio... Me siento querido como el que más y la verdad es que en este sentido no me preocupa nada".

Mantener la ventaja

Los cinco puntos de ventaja respecto al Real Madrid, aunque no son significativos al inicio, ¿dan tranquilidad para trabajar?

"Sí, pero a veces la tranquilidad no es del todo buena, tenemos que ser naturales, debemos ser nosotros mismos, pero creo que siempre lo hemos sido, tanto yendo por detrás como yendo por delante. Siempre hemos sido un vestuario que hemos estado muy puestos en lo que tenemos que hacer tanto en los buenos momentos como en los malos y creo que tenemos que seguir así, con una mentalidad positiva, que da confianza a la afición, y trabajar al cien por ciento como hemos hecho hasta ahora".

El próximo parón será después del clásico del día 7 de octubre. ¿Tienen en mente mantener estos cinco puntos hasta entonces?

"Es el objetivo, por supuesto. Creo que ahora nos reuniremos con el entrenador y nos pondremos de nuevo a su disposición y de todo el cuerpo técnico y definiremos los objetivos. El Barça siempre quiere ganarlo todo y en estos partidos de Liga y Champions veremos si podemos sacar tantas victorias como sea posible y podemos llegar al parón con un margen elevado sobre el Madrid".

Volver arriba