fcb.portal.reset.password

Messi, triste en Celtic Park / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El Barça de Tito ha cedido en Celtic Park la segunda derrota de la temporada, la primera en Liga de Campeones. Ha sido un resultado muy generoso con los escoceses, que únicamente han rematado tres veces a puerta, suficiente para tumbar a un Barça dueño de la posesión y que ha estrellado hasta dos balones a la madera en el primer tiempo.

Esta derrota –la primera a domicilio en la fase de grupos desde 2006- no afecta al liderato azulgrana en el grupo G. Los de Tito, que hubieran sellado su clasificación para octavos como primeros de haber ganado, siguen líderes con nueve puntos. Próxima parada: Moscú.

Con un córner basta

La primera parte se ha desarrollado tal y como se esperaba. Toda la posesión ha pertenecido al FC Barcelona, que ha chocado una y otra vez contra un numerosísimo muro blanquiverde. El Celtic se lo ha jugado todo a la carta del contragolpe. En todo el primer tiempo ha generado un único córner, suficiente para avanzarse en el marcador gracias a un remate en el segundo palo de Wanyama, que ha saltado más que Alba.

Palos enemigos

La desventaja no ha afectado al juego azulgrana. El equipo de Tito Vilanova ha seguido cercando la meta de Forster, escoltado por nueve jugadores más del Celtic alrededor del área. Con una gigante dosis de paciencia y pases en corto, el Barça ha logrado crear unas pocas ocasiones de gol. Dos de ellas, las más claras, se han estrellado contra la madera, en remates de Messi y Alexis, respectivamente. Al descanso, 1-0 y demasiada mala suerte.

Watt marca el segundo

La segunda mitad ha sido una réplica de la primera. El FC Barcelona ha encerrado desde el principio en su área al Celtic, que ha defendido con todo y más su ventaja en el marcador. Su orden ha tenido premio: los azulgranas no han vuelto a gozar de las buenas ocasiones de las que dispusieron en la primera mitad hasta el tiempo de descuento, cuando el partido ya iba 2-0, tras el gol de Watt, definitivo en la única acción ofensiva del Celtic en todo el segundo tiempo.

Messi, demasiado tarde

El 2-0 era un premio demasiado grande para un Celtic muy solidario en defensa pero exageradamente rácano en ataque. A pesar de los dos goles de diferencia, los azulgranas lo han intentado hasta el final. Y ha sido en el último suspiro cuando ha llegado el gol de Messi, insuficiente para que el líder del grupo G salvara punto alguno de Celtic Park.

Volver arriba