fcb.portal.reset.password

Cesc celebra el 0-2 en Lisboa / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

Seis de seis y más líder del grupo G. El Barça ha firmado su segunda victoria de la fase de grupos con un imponente triunfo en Da Luz, donde ha pasado por encima del Benfica -sobre todo en la segunda mitad- gracias a los goles de Alexis y Cesc, uno en cada parte. El triunfo, sin embargo, ha tenido su cara negativa: la lesión en el codo de Puyol –se perderá el Clásico- y la expulsión de Busquets en el tramo final de partido.

Alexis hace el primero

En menos de un suspiro el Barça ya ganaba en Lisboa. Una rápida combinación por banda izquierda ha finalizado con un preciso de centro que ha rematado Alexis. Ha sido el primer gol de la temporada del chileno, uno de los más activos durante todo el primer tiempo. Suya ha sido una buena ocasión poco después, y otra asistencia a Messi que ha salvado el portero Artur.

Lo intenta el Benfica

Pero la victoria del Barça no ha sido un coser y cantar. El Benfica, sobre todo tras el 0-1, ha empujado con fuerza y cerca ha estado de lograr el empate. Si éste no ha llegado ha sido gracias a Valdés, un cerrojo atrás. El equipo, un tanto irregular en su dominio y en la posesión, ha acabado el primer tiempo triste por las ocasiones perdidas y satisfecho por haber podido mantener la puerta a cero.

Sentencia y rondo

La segunda mitad del Barça ha sido para sentar cátedra. De las mejores del curso. Con una posesión indiscutible, ha mezclado una y otra vez hasta ir creando muy buenas ocasiones. En la primera de ellas, Messi ha asistido hacia Cesc que, llegando desde segunda línea, ha superado con un fuerte tiro con la zurda a Artur. Impecable el Barça, que con 0-2 en el marcador ha convertido Da Luz en un rondo gigante.

Se lesiona Puyol

Con la victoria prácticamente asegurada, Tito Vilanova ha dado entrada a Iniesta, que reaparecía tras su lesión. Y sin embargo, el equipo ha sufrido una nueva baja. Ha sido la de Carles Puyol, a quien se le ha girado el codo tras un vuelo en el área rival en el que intenta cabecear un córner. Mala suerte para el capitán, que se ha ido ovacionado de Lisboa, y también para Busquets, que ha sido expulsado con roja directa cuando era el Benfica quien había cometido una falta tras otra en el tramo final.

Volver arriba