fcb.portal.reset.password

Cesc y De Marcos luchan por un balón / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

La 22ª Liga del FC Barcelona tendrá que esperar. Un gol de Ander Herrera en el minuto 90 ha impedido la victoria azulgrana en Bilbao y ha aplazado la posible consecución del título. El último partido del Barça en San Mamés será recordado por su épica. No han faltado la lluvia, un ritmo intenso y los goles. El primero ha sido obra de Susaeta, que también ha podido hacer el segundo en un lanzamiento estrellado en el palo. En la segunda mitad, sin embargo, el Barça ha dado la vuelta al marcador coincidiendo con la entrada de Messi al campo. En tres minutos, el argentino y Alexis han firmado los goles de la remontada, truncada finalmente por la diana de Ander en el último suspiro.

Alexis, al palo

La salida del Athletic Club ha sido de lo más intensa. Sin tregua, ha puesto desde el inicio la máxima velocidad a un partido con tonos épicos debido a la fuerte lluvia que caía sobre Bilbao. El FC Barcelona se ha visto superado por este ritmo en los primeros compases, pero poco a poco se ha ido haciendo con el control del encuentro. En el minuto 16, una gran triangulación azulgrana ha acabado con un remate al palo de Alexis.

Susaeta hace el primero

El encuentro era vibrante. La dinámica de ida y vuelta ha terminado favoreciendo al Athletic Club, que se ha adelantado mediante Susaeta. El '14' rojiblanco ha aprovechado una jugada individual de Aduriz, que le ha dado el gol hecho al centrocampista vasco. Hasta el descanso, el Barça lo ha seguido intentando y Cesc ha rozado la diana en una jugada en la que lo ha probado sin suerte desde la línea de fondo. Al descanso, 1-0 para los locales.

Revolución Messi

El inicio de la segunda parte se ha parecido al de la primera. El Athletic Club ha salido mejor y ha estado cerca de hacer el 2-0 en una falta desde la frontal. Susaeta ha enviado su lanzamiento a la cruceta y el rebote posterior ha ido a parar a la cabeza de San José, que ha rematado a la otra madera. Ha sido el último aviso de los locales.

Minutos más tarde, Messi ha entrado en el campo y ha revolucionado el partido. En un santiamén, ha generado una clara ocasión de gol y ha firmado también la diana del 1-1, una acción individual espectacular desde la frontal.

Volver arriba