fcb.portal.reset.password

Alves, en rueda de prensa / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

Dani Alves cree que la lesión de Messi, que se perderá seguro el partido con el Mallorca, supone un "reto" y un "aliciente" para el resto de jugadores de la plantilla azulgrana: "El hecho de no tenerlo es un aliciente para demostrar que tenemos la calidad suficiente para competir sin él y para demostrar que podemos hacerlo tan bien como cuando él está. Para nosotros es un reto sacar la eliminatoria del PSG sin Messi, pero mejor si está", ha declarado. A estas alturas, la presencia del '10' el miércoles próximo es todo un misterio.

Satisfecho por el partido en París

Sobre la actuación azulgrana en el Parque de los Príncipes, el lateral ha reconocido sentirse "muy feliz por el resultado (2-2), aunque tal como fue el partido nos fuimos con el sabor agridulce de haber podido sacar un resultado mejor". Alves cree que el equipo respondió bastante mejor que en San Siro: "Estoy contento por cómo competimos y por cómo hicimos las cosas. Mucho más contento que el día del AC Milan".

Se ofrece como central

Sobre las múltiples ausencias que castigan el equipo en defensa (Puyol, Adriano y ahora también Mascherano), Alves piensa que "perjudican al equipo, pero pronto volverán". En este sentido, se ha ofrecido para jugar de central si la situación lo requiriese: "Si no recuerdo mal, ya lo hice con Guardiola cuando jugábamos con tres defensas. Tengo la facilidad de adaptarme: si me piden atacar, ataco; si me piden defender, defiendo, y si me piden ambas cosas, lo intento. Estoy a disposición de los técnicos".

"El fútbol es de los futbolistas"

Preguntado sobre el arbitraje sufrido en París, Alves ha sido claro: "En el fútbol los árbitros deben ser los que menos aparezcan. El fútbol es de los futbolistas y ellos deben pasar desapercibidos. Si son parte importante es que han hecho algo mal". ¿El 2-2 estuvo condicionado por su arbitraje? "Evidentemente, pero nosotros tenemos que hacerlo mejor para que eso no ocurra". Esta es la fórmula: mejorar en el juego para que el árbitro no pueda influir en el marcador final.

Volver arriba