fcb.portal.reset.password

Albert Benaiges / FOTO: ARXIU FCB

Albert Benaiges ha vuelto a Barcelona para disfrutar de unas vacaciones tras su primer año a cargo de las categorías inferiores del Al Wasl de Dubai. Desde que en 1991 entrara a formar parte del FC Barcelona, Benaiges ha entrenado los Alevines, Infantiles, Cadetes y Juveniles, coincidiendo en alguna ocasión con jugadores como Xavi, Messi e Iniesta. Coordinador del fútbol base y director de la FCB Escola han sido algunos de los otros cargos que Benaiges ha desarrollado hasta la temporada pasada, cuando decidió empezar una nueva experiencia en Dubai.

En el transcurso de sus vacaciones, el ex entrenador del Fútbol base ha hablado para los micrófonos de Barça TV.

¿Cómo ha sido esta experiencia en un país tan lejano y tan diferente futbolísticamente y en todos los niveles? Como lo ha pasado?

Personalmente ha sido una experiencia magnífica. Deportivamente muy bien, es el primer año y hemos tenido que reorganizar todo el club porque ellos es como si estuvieran en los años 60. Nos ha costado un poco pero hemos arrancado bien. Y ahora a ver si este año que viene consolidamos el proyecto, que creo que está muy bien. Aparte, allí nos han dado el premio a la mejor academia de Dubai. Es decir, que pienso que el trabajo está muy bien hecho.

¿Es complicado trasladar la manera de hacer del Barça en un lugar tan diferente?

Es complicado, pero como tenemos la televisión los niños ven como juega el Barça y se quieren ver reflejados. Incluso hay algunos clubes, que no son el Al Wasl, que intentan jugar desde atrás. Quiero decir que es algo que va calando. Entre la selección española y el Barça, este estilo de juego está calando.

¿Qué es lo más difícil de trasladar de una metodología que usted ha trabajado durante muchos años aquí en Can Barça con jugadores que luego han llegado a ser estrellas?

La dificultad mayor es que la preparación física se hace aplicada con la pelota y con el fútbol, y ellos lo tenían totalmente desconocido. Ha costado que entendieran que se podía hacer la preparación física haciendo fútbol. Este hecho es el que más ha costado.

¿Muchos técnicos del Barça están repartidos por diferentes partes del mundo. Cree que eso es positivo, que se exporte este modelo?

Es positivo seguro. Lo que pienso es que estos países ven en el Barça y quieren tomar este modelo que ahora está de moda, y en el fútbol sala igual. Allí había 7 entrenadores españoles. Ahora España está de moda por el fútbol y, por tanto, nos tenemos que aprovechar todos un poco, ser profesionales, intentar hacerlo lo mejor posible y esta gente son agradecidos con las personas que trabajan.

¿Es fácil hacerles entender que esto no es un proceso automático, que llega usted y ya empiezan a jugar como el Barça, sino que hay que tener paciencia?

Lo entienden perfectamente, nosotros tenemos un contrato de 5 años. De alguna manera ellos esperan que los niños de 13 cuando tengan 18 ya tengan este estilo de juego y puedan pasar al primer equipo. El contrato lo han hecho así expresamente, quisieron un proyecto largo.

¿Qué piensa de la decisión de tener a Tito Vilanova como entrenador del primer equipo del FC Barcelona?

Cuando lo comunicaron una gran sorpresa y al cabo de 10 minutos una reflexión diciendo "han acertado". Porque pienso que los jugadores del primer equipo del Barça estarían pensando "quien vendrá?", "Entenderá nuestro juego?". Creo que Tito es la continuidad y con Jordi Roura y Altimira, más de la casa es imposible. Poner a Tito ha sido un acierto que no esperaba, pero un gran acierto. Los jugadores están contentos y relajados porque saben que no habrá un gran cambio.

¿Qué recuerdas de Tito Vilanova cuando empezaba a entrenar, cuando se inició con el Cadete B, aquellos dos años que estuvo en el Barça ...?

De Tito todo lo que puedo hablar es bueno. Vino, estuvimos 3 semanas entrenando juntos a aquel Cadete B y era muy respetuoso. Además él me aportó cosas de fútbol importantes. Por ejemplo, el rondo y el juego de posición 5x3 él lo implantó allí y nos fue muy bien. Después yo pasé al Juvenil y él se quedó, pero tenemos una relación perfecta. Futbolísticamente tenía un nivel muy alto.

Ya le veía personalidad?

Sí, se le veía entrenador. Se veía que era un chico que saldría adelante. Si me preguntas en ese momento si entrenaría el primer equipo del Barça pues no lo sabría, pero se le veía con futuro como entrenador, porque tenía las ideas muy claras y las transmitía bien.

La relación con Diego Armando Maradona

¿Cómo ha vivido la destitución de Diego Armando Maradona, que era actualmente el entrenador del primer equipo?

Con preocupación. Es verdad que deportivamente no ha ido muy bien, pero la relación con nosotros y los entrenadores ha sido muy buena. Hemos tenido un apoyo muy grande, una persona que nos ha ayudado en todo, que era muy positivo que asistiera a los entrenamientos. La relación con él ha sido perfecta. Yo siempre digo que lo que va bien no hay que cambiar y ahora estamos con la expectativa de ver qué pasa con el primer equipo, y por lo tanto estamos con esta inquietud.

¿Le ha sorprendido entonces la idea que usted tenía de Maradona con la que se ha encontrado?

Totalmente. Es una persona afable, cariñosa, muy correcta con nosotros, con los de 19 años nuestros que podían pasar al primer equipo siempre con corrección y mucha profesionalidad. Problemas ninguno, al revés. "Oye, Diego, hay un chaval que se ha roto la Pierna", y él iba y lo visitaba o cualquier cosa que le pedías, y él lo hacía. Por tanto, no podemos tener ninguna queja. Siempre que nos vemos era un beso, un abrazo, nos preguntábamos cómo estábamos. Muy bien, la verdad. Me sabe muy mal porque estar al lado de Diego Maradona a mí me iba muy bien y el club también porque el Al Wasl se conocía por él y si él no está, no saldrá tanto a la prensa.

Volver arriba