fcb.portal.reset.password

Messi, triste tras recibir un gol local / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El duelo de colosos en San Siro ha acabado con el AC Milan celebrando como un título su victoria por 2-0 contra el FC Barcelona. Dos goles de Boateng -precedido de unas claras manos de Zapata- y Muntari en la segunda mitad han sorprendido a un equipo azulgrana que ha mostrado su peor cara de la temporada el día menos oportuno. En ataque, el Barça no ha creado ni una ocasión clara de gol y, en defensa, el conjunto culé ha visto como el AC Milan aprovechaba las dos oportunidades de las que ha gozado. La noche ha sido redonda para los de Allegri.

Pero el Camp Nou es el Camp Nou. Y el 12 de marzo, el día de la vuelta de los octavos, el FC Barcelona apelará a las noches más mágicas de su historia para intentar darle la vuelta a una eliminatoria que se ha puesto muy y muy cuesta arriba.

Sin ocasiones en el primer tiempo

El partido ha recordado desde el inicio al 0-0 de hace un año. El AC Milan ha priorizado la tarea defensiva y no ha concedido facilidades al FC Barcelona, que triangulaba con comodidad hasta la zona de tres cuartos, donde chocaba una y otra vez con un mínimo de diez jugadores locales. Sin profundidad, y con un Milan muy bien puesto en el campo, el equipo azulgrana no ha podido generar ni una sola ocasión en todo el primer tiempo.

En la otra área, el AC Milan únicamente ha llegado una vez, en la que Boateng ha rematado demasiado desviado un lanzamiento de esquina. El 0-0 del descanso reflejaba lo visto en San Siro.

Boateng avanza al Milan

La reanudación no ha hecho cambiar el encuentro. El Barça tenía la posesión, pero no conseguía profundizar su juego. El AC Milan se dedicaba a defenderse y, en la única ocasión que ha tenido, ha hecho el 1-0. Ha sido una jugada llena de polémica, en la que Zapata ha tocado un balón con las manos y, posteriormente, Boateng ha rematado cruzado a gol. Los jugadores del Barça han reclamado la legalidad del gol, pero el árbitro sólo ha enseñado una amarilla a Piqué por protestar.

Muntari marca el segundo

Con el 1-0 en contra, el Barça lo ha seguido intentando, pero ya se veía que esta no era la noche de los culés. En la segunda aproximación italiana ha llegado también el 2-0, obra de Muntari, que ha rematado cruzado desde el área pequeña. El tramo final de partido, sin Puyol en el campo (sustituido por un golpe en la cabeza), el equipo de Roura lo ha probado incluso con Piqué haciendo de '9'. No ha podido ser. El Camp Nou, en una noche que debe ser mágica, dictará sentencia.

Volver arriba