fcb.portal.reset.password

Abidal, durant la seva estada a la Vall d'Aran. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Optimista, sincero, emotivo y lleno de fe. En un reportaje emitido por TV3 titulado 'La gran Maratón de Abidal', el defensa del Barça hablaba de su lucha contra la enfermedad que combate desde hace un año y nueve meses. "He saltado muchas vallas, todavía me quedan. De momento, las he saltado bien y si vienen otras las seguiré superando si puedo", comentaba. Y añadía: "Me encuentro bien, hace ocho meses que me operaron. He luchado mucho y lo sigo haciendo cada día. Es complicado, pero siempre estoy animado y con ganas de volver".

Éric Abidal, que hace nueve días se incorporó a los entrenamientos con el grupo, apuntaba: "Poco a poco he estado entrenando con el objetivo de volver. Esto me ha ayudado. Nunca he pensado en dejarlo porque el fútbol, además de la familia, es mi vida". Respecto a su futuro, se muestra rotundo: "Es muy fuerte sentirse querido. Estos momentos me demuestran que aquí la gente me quiere y me tengo que quedar siempre".

Agradecimiento eterno

El '22 'azulgrana no olvidará nunca su primera reaparición, en la vuelta de las semifinales de la Champions 10/11. El Camp Nou le ofreció un recibimiento espectacular: "Me dieron más fuerza. Quería darlo todo en aquellos dos minutos. Quiero decir a la gente que gracias por todo y que estaré siempre aquí dándolo todo por este Club". También agradece la confianza de Guardiola, por hacerle jugar en Wembley, y el gesto de Puyol, que le cedió el honor de ser el primero en levantar la copa: "Había luchado mucho por volver y ese día era muy importante para mí. Puyi me dijo: 'Cuando la levantes tendrás la sensación de que el mundo se detiene’. Y es verdad".

Otro detalle que le reconfortó fue la mención de Tito Vilanova en la presentación del equipo el pasado verano: "Sabía que el míster hablaría de mí. Quiere decir que él, el Club y la plantilla me quieren y me esperan para que vuelva a jugar. Ese día estaba contento porque era el primero que me volvía a poner la camiseta del Barça". Del técnico confesaba: "Con Tito hemos vivido cosas parecidas. No me gusta hablar mucho, pero creo que, sin decir nada, él ya sabe lo que pienso y yo sé lo que piensa. Yo hago un esfuerzo por mí y también por él".

En el reportaje, Abidal dio un vistazo al equipo y recalcó su sencillez: "Ser el más humilde del mundo lo veo en Leo. La sonrisa de Pinto, los chistes de Valdés, los ánimos de Puyol, las bromas de Xavi, el comportamiento de Andrés ... cada uno nos enseña algo y yo intento coger un poco de cada para ser cada día mejor".

No quiere ser un ejemplo

Finalmente, el francés reconoce que se le ponía la piel de gallina cuando, desde el hospital, veía como el Camp Nou coreaba su nombre en cada partido durante el minuto 22 (en honor a su dorsal). Son muchos los que le consideran un referente en la lucha contra el cáncer, pero él asegura: "No quiero ser ejemplo, lo hago porque tengo que hacerlo y es mi mentalidad. La suerte que tenemos es que como jugadores representamos mucho para mucha gente y el mensaje que tenemos cuando vamos a ver a los niños en el hospital es el de ánimo".

 

Volver arriba