fcb.portal.reset.password

Cesc, contra França. FOTO: fifa.com

´

España y Francia, los indiscutibles favoritos y líderes del grupo I de clasificación para el Mundial 2014, han acabado empatando 1-1 en el estadio Vicente Calderón. En un desenlace a cara o cruz, los de Didier Deschamps han conseguido unas tablas justas por lo visto en la segunda parte. En la primera, los locales habían sido netamente superiores hasta el gol de Ramos. Esto despertaría al rival, que incluso ha sobrevivido a un penalti en contra.

Asistencia de Pedro y gol de Ramos

El combinado que dirige Vicente del Bosque formaba con seis barcelonistas en el once inicial: Busquets (central), Alba, Xavi, Iniesta, Pedro y Cesc (en punta). Sólo quedaban en el banquillo, pues, Villa y Valdés.

La vigente campeona del mundo ha perdido a Silva por una lesión muscular pronto (min 9). Sin embargo, ha empezado dominando el juego ante una Francia en un principio muy tímida. España se adelantaría por medio de Ramos tras una asistencia de Pedro, que había cazado un cabezazo al palo del propio central (min 25).

Lloris le detiene un penalti a Cesc

El 1-0 ha despertado a Francia. El partido se ha abierto y los visitantes han disfrutado de dos grandes ocasiones: la primera, de Benzema, la ha salvado Casillas, mientras que la segunda, que acabó con el balón al fondo de la red, ha quedado invalidada por un fuera de juego dudoso.

A continuación, Lloris le paraba a Cesc un penalti como una catedral cometido por Koscielny a Pedro (min 42). Y aún antes del descanso, el portero galo neutralizaba una doble oportunidad clarísima de los mismos atacantes del Barça.

Sufrimiento de España y empate en el 93

La segunda parte, como la primera, ha arrancado con la lesión de un futbolista local, en este caso Arbeloa. Seguía imperando el desgobierno y los dos equipos encontraban espacios en ataque. Franck Ribery, por ejemplo, ha disparado al lateral de la red (min 57). Su equipo estaba en crecimiento.

España había perdido fluidez y los contragolpes franceses empezaban a inquietar al Calderón, cuando Del Bosque ha sustituido a Iniesta por Torres. Los papeles se han intercambiado en las postrimerías, con una Francia más entera acosando a España y, en el 93, en la última contra del partido, Giroud ha firmado el 1-1 definitivo con la cabeza. Un error grave de la defensa local, poco afinada en una noche de emoción y equilibrio de fuerzas.

Volver arriba