fcb.portal.reset.password

Mascherano, Sergio Busquets y Abidal formaron la defensa ante el Villarreal / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

"Hemos jugado con un 3-4-3 en homenaje a Zubizarreta, que fue el primero en sufrir una defensa de tres". Josep Guardiola bromeaba durante la rueda de prensa posterior al partido contra el Villarreal cuando se le preguntaba por las razones de apostar por un 3-4-3, que hacía bastante tiempo que no se veía en el Camp Nou.

Seguro que Andoni Zubizarreta sonreía desde el palco cuando vio que Guardiola alineaba ante el Villarreal a un equipo con sólo tres defensas al más puro estilo Dream Team. Y es que el que fue capitán de aquel mítico equipo sabe mejor que nadie lo que suponía bailar por la cuerda floja para un portero educado en la escuela futbolística de Lezama. "Un veía muchos metros por delante pero eso también te obligaba a estar muy concentrado durante todo el partido y ver el fútbol más como un libre", recordaba Zubizarreta durante la rueda de prensa de este lunes.


Johan Cruyff y el Dream Team recuperaron y perfeccionaron el 3-4-3 hasta convertirlo en uno de los rasgos identitarios de un equipo histórico. Pero no hay que viajar mucho en el tiempo para ver a un Barça jugando con una línea de tres defensas

Rijkaard apuesta por una defensa de tres en La Romareda

Fue el 28 de febrero de 2007 en el estadio de La Romareda. Era el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey. El Barça tenía que remontar un 0-1 encajado en el partido de ida. Había que arriesgar y a Frank Rijkaard no le tembló el pulso y alineó un 3-4-3 que sorprendió al equipo aragonés. Oleguer, Puyol y Thuram integraron la defensa de tres hombres. El trabajo defensivo del resto del equipo resultó determinante y el Barça acabó ganando por 1-2 y clasificándose para la semifinal.

"Sentirlo"

Pocos días después, aparecía en el diario 'El País' un premonitorio artículo escrito por un ex jugador del Barça que se estaba preparando para dar el salto a los banquillos. Bajo el título "Sentirlo" ese futuro entrenador elogiaba la apuesta de Rijkaard y la convicción con que la aplicaron a sus jugadores. El artículo lo firmaba Josep Guardiola y en ese escrito exponía el ideario futbolístico que ha caracterizado al Barça desde que se hizo cargo del equipo el año 2008.

Guardiola escribía: "Parece, según dicen, que el Dream Team volvió a Zaragoza. Yo creo que el Dream Team no se ha ido nunca. Mañana, el Barça perderá. O pasado mañana. A todos nos pasa, pero nadie puede discutir que ya hace mucho tiempo que el Barça es un equipo reconocible. Único.

Breve historia del concepto 'fútbol total'

La semilla del 3-4-3 que renació ante el Villarreal hay que ir a buscarlo al Ajax de los años 70. Rinus Michels y Stefan Kovak implantaron el modelo de fútbol total en uno de los mejores equipos de la historia capitaneado por Johan Cruyff. Todos atacaban, todos defendían. El concepto iba más allá del número de defensas o de delanteros que saltaban al terreno de juego. La clave del éxito de aquel equipo era la solidaridad y la generosidad de todos los jugadores en las diferentes facetas del juego.

El Barça toma el relevo del Ajax

Esta revolucionaria filosofía fue exportada por Michels y Cruyff en el Barça. El primer éxito fue la Liga de 1974, pero la fórmula no tuvo continuidad hasta que el Profeta del Gol dirigió al Barça desde el banquillo el año 1988. Volvía el fútbol total y con un 3-4-3 que los jugadores tardaron en asimilar, como reconocía Guillermo Amor en el programa de Barça TV 'Recorda Míster': "Fue una gran novedad porque nunca habíamos jugado con tres defensas. Recuerdo haber jugado con tres delanteros en el fútbol base, con un 4-3-3, pero hacerlo con una línea de tres defensas nos generó muchas dudas".

Pero las dudas desaparecieron a medida que llegaban los éxitos y los títulos. El Dream Team demostró que vale la pena arriesgarse si el resultado final es un fútbol alegre, ofensivo y también bastante competitivo.

El primer equipo dejó de aplicar el 3-4-3 con la marcha de Cruyff, pero la cantera azulgrana creció a la sombra de este sistema durante bastante tiempo. Cesc, Messi, Piqué o Iniesta se han educado con esta filosofía y el lunes demostraron lo que escribía Guardiola en 'El País' aquel tres de marzo de 2007: "Lo sienten porque saben que, como lo han hecho, son capaces de volverlo a hacer".

Volver arriba