fcb.portal.reset.password

Stoitxkov, celebrando la Liga de la temporada 1991/92, en el Camp Nou / FOTO: ARCHIVO FCB

Una vez acabado el partido en Getafe, Josep Guardiola transmitió un mensaje claro. "Estamos en noviembre y queda mucha Liga", afirmaba, sabiendo lo que se decía. El de Santpedor era uno de los miembros de aquel equipo que acabaría levantando cuatro Ligas consecutivas a inicios de los años 90. La segunda de ellas, precisamente, llegó tras una gran remontada en la competición. Era la temporada 1991/92.

Ocho puntos de desventaja

En una situación que recuerda a la actual, tras 13 jornadas disputadas el Barça miraba desde cierta distancia la posición del líder. Entonces era tercero y la desventaja era de ocho puntos -ahora son seis-, en una Liga que premiaba sólo con dos puntos las victorias. Madrid y Atlético de Madrid ocupaban entonces las dos primeras posiciones.

Tres derrotas, tres empates

El inicio de Liga de aquel Barça fue muy irregular. El equipo de Johan Cruyff pinchó seis veces en las trece primeras jornadas de Liga, con derrotas ante el Sevilla (4-2), el Sporting (2-1) y el Oviedo (1-2) y con empates contra el Logroñés (2-2) y el Albacete (1-1). Además, ya se había disputado uno de los dos duelos directos ante el Madrid (1-1), el entonces líder de la competición, y que había ganado todos sus compromisos menos aquel clásico.

Ahora, los tropiezos se reducen a una derrota (Getafe) y cuatro empates (Real Sociedad, Valencia, Sevilla y Athletic Club), la diferencia sólo es de 6 puntos y en una Liga donde los triunfos valen tres y, por tanto, donde es más fácil recortar distancias. Faltan por disputarse, además, los dos clásicos. De hecho, el Barça sigue dependiendo de sí mismo.

Con final feliz

Finalmente, aquella temporada el FC Barcelona se proclamó campeón de Liga con un único punto de diferencia. Fue la primera de las dos Ligas consecutivas en las que el Tenerife tumbó al Madrid en la última jornada. Un final memorable y un precedente que debe servir de inspiración para la plantilla actual.

Volver arriba