fcb.portal.reset.password

Messi celebra su gol ante el Oporto / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Cesc celebra su gol ante el Oporto / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Alegría de Cesc y Messi / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

La cita entre campeones no ha defraudado a nadie en Mónaco. Barça y Oporto han ofrecido un fútbol preciosista y de muchos quilates sobre el verde del Louis II, donde el equipo de Josep Guardiola ha repetido el éxito del 2009 y se ha apuntado merecidamente otra Supercopa de Europa ganando 2-0 al conjunto portugués.

El duodécimo título del de Santpedor ha venido acompañado por una diana de Messi –que ya ha marcado en todas las competiciones por equipos- y por otro de Cesc Fàbregas, que se ha estrenado como goleador azulgrana en su segundo encuentro oficial.

El Barça, pues, ha logrado en Mónaco el segundo título de la temporada, tras el conseguido la semana pasada en la Supercopa de España. Dos de dos y un inicio de curso excelente para los azulgrana, incansables en su misión de convertirse en legendarios.

Ahogados por el Oporto

Ambos equipos han demostrado desde el inicio el porqué de su participación en la Supercopa europea. Tanto Barça como Oporto intentaban combinar y asociarse. No se regalaba ni un balón salvo obligación, algo que ha sucedido más veces de la cuenta en la mitad de campo azulgrana. Los de Guardiola se veían sometidos a la presión del rival y lo han pasado mal en la salida del balón en los minutos iniciales, en los que una falta de Hulk y otro tiro de Moutinho han amenazado a Valdés. En el otro lado del campo, Pedro ha desaprovechado un uno contra uno al buscar una vaselina que se ha ido desviada por poco.

Messi acepta el regalo

Con el paso de los minutos, el Barça se ha ido sintiendo cada vez más cómodo sobre el césped del Louis II. Las posesiones eran ya en la parcela rival y mucho más largas. Una de las mejores triangulaciones ha finalizado con un tiro de Xavi que ha sacado Helton. Un minuto más tarde, en una acción desafortunada para los portugueses –un intento de recuperación de Guarín ha acabado en asistencia a Messi-, ha acabado con el 1-0 para el FC Barcelona. El '10' ha sentado al portero rival con una finta sublime y ha estrenado el marcador. Regalo aceptado y ventaja idónea antes del descanso.

Control azulgrana

En la segunda parte el encuentro ha bajado de intensidad y el FC Barcelona ha podido combinar mucho mejor. Aún así, los primeros avisos tras la reanudación han vuelto a ser del Oporto, sobre todo mediante Guarín, que ha enviado un misil que se hubiera convertido en el gol del empate si no llega a ser por los dedos de Valdés. La respuesta azulgrana ha llegado mediante Villa, que a su vez se ha topado con Helton. Se lucían los porteros.

Una joya de Cesc

Guardiola ha gastado dos de sus tres cambios a media hora para el final. Alexis ha sustituido a Villa en banda izquierda y Busquets ha entrado por Adriano, que se ha ido renqueante. Con el de Badia como central y Abidal ahora en el lateral el equipo ha sufrido alguna descoordinación que casi cuesta el empate. A pesar de estos sustos, el Barça ha dominado el partido cómodamente y ha dispuesto de varios contragolpes peligrosísimos.

En uno de ellos, Messi ha forzado la segunda amarilla de Rolando. La expulsión ha sido definitiva: pocos segundos después Messi ha asistido de forma sublime a Cesc, recién incorporado al terreno de juego, que ha fusilado a Helton sin dejar botar el balón. La primera joya de Cesc. Luego, una brutal entrada de Guarín ha dejado al Oporto con nueve antes del pitido final.

De esta manera, el FC Barcelona se apunta su cuarta Supercopa de Europa y logra el segundo título de la temporada. No hay quien pare a este equipo.

Los goles

1-0, Messi (min 38)
2-0, Cesc (min 87)

Volver arriba