fcb.portal.reset.password

El equipo jugará de verde en San Siro / FOTO: ARCHIVO FCB

San Siro acoge esta noche un clásico europeo. Se enfrentan dos colosos del viejo continente, el AC Milan y el FC Barcelona, ​​dispuestos a hacerse con el liderato del grupo H de la Liga de Campeones, que los situaría en una posición idónea para afrontar unos octavos con la vuelta en casa. De momento, el FC Barcelona es quien parte con ventaja, ya que supera en dos puntos al conjunto italiano. Con los dos equipos clasificados, una victoria en Milán otorgaría matemáticamente la primera plaza a los de Guardiola, mientras que un empate les dejaría a un único punto de este objetivo, con el BATE visitando el Camp Nou en la última jornada.

Dos ausencias de peso

El Barça tendrá que afrontar el encuentro con cuatro ausencias, dos de ellas muy importantes, la de Iniesta por lesión y la de Alves por sanción. Además, también se perderán el duelo Afellay y Adriano, lo que obligará a Guardiola a hacer un once bastante experimental, sobre todo en defensa, donde Alves es un fijo en el lateral derecho. En el AC Milan también sufren bajas destacadas, como son las de Gattuso y Cassano. Con todo, jugará el ex azulgrana Zlatan Ibrahimovic, uno de los grandes ausentes del partido jugado en el Camp Nou hace unas semanas.

Un partido "perfecto"

Sobre el césped de San Siro habrá nada menos que dos equipos que reúnen un total de once Copas de Europa en sus vitrinas. Como avisó el martes Guardiola, el Barça tendrá que hacer un "partido perfecto" o tendrá muy difícil ganar y asegurarse la primera plaza. De hecho, el AC Milan ha resuelto con victoria sus dos compromisos de la fase de grupos como local y empató en el Camp Nou en un ejercicio genial de efectividad.

Posesión contra efectividad

Aquel día, el FC Barcelona fue muy superior en posesión y ocasiones, insuficiente para tumbar a un AC Milan que marcó en el primer y último minutos del encuentro (2-2). Esta noche la historia podría ser similar, porque el conjunto de Allegri ya se siente cómodo cerrado atrás y esperando su oportunidad y el Barça de Guardiola atacará como ha hecho siempre. Un choque de estilos, pero con un mismo reto: acabar como primeros. Ser líderes.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();