fcb.portal.reset.password

Messi, felicitado por sus compañeros / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El equipo celebra un gol en El Sardinero / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El Sardinero es territorio Messi. Dos goles del argentino, uno en cada mitad, han dado el sexto triunfo consecutivo al FC Barcelona en su compromiso ante el Racing de Santander. Fue un encuentro dominado de principio a fin por el conjunto culé, superior en la posesión y determinante en ataque, con un Leo Messi que no se detiene en su caza hacia César, el máximo goleador de la historia del Club, que ahora está a cinco tantos.

De esta manera, el Barça sigue a 10 puntos del líder, y dispondrá ahora de una semana de descanso hasta que deba visitar el Sánchez Pizjuán el próximo sábado (20 horas).

En una única dirección

Guardiola ha planteado un partido valiente en Santander. Con una línea de tres defensas, formada por Alves, Mascherano y un recuperado Puyol, el FC Barcelona ha salido al Sardinero con la intención de tener toda la posesión posible. Lo ha conseguido fácilmente, sobre todo porque al Racing, plantado con sus once hombres atrás, no le interesaba para nada al balón. Era cuestión de tiempo que llegara el primero.

Messi y Cesc, socios perfectos

El primer aviso serio de gol lo ha dado Pedro, con un tiro de rosca que se ha ido rozando el palo. Luego, Iniesta ha teledirigido un tiro a la cruceta. A la tercera, Cesc ha perdonado ante Mario. Tras tanto perdonar, finalmente se han asociado Cesc y Messi para firmar el 0-1, en una jugada iniciada por Xavi. Se hacía justicia en Santander.

Cincuenta veces Messi

Tras el gol azulgrana, el Racing se ha echado todavía más atrás, lo que ha permitido al Barça jugar más tranquilo, prácticamente a placer, siempre en campo rival. Ni en la primera ni en la segunda parte los locales han exigido a los de Guardiola, que han dejado el encuentro resuelto tras un penalti cometido por Cisma sobre Cesc y que se ha encargado de transformar Messi. Y ya van 50 goles del argentino esta temporada.

El segundo tanto del FC Barcelona ha enfriado el partido en El Sardinero, y ha permitido a Guardiola dar algunos minutos a Tello, Keita y Adriano, que han entrado por Cuenca, Xavi y Pedro. Los tres puntos estaban asegurados.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();