fcb.portal.reset.password

La temporada pasada el Hércules se llevó los 3 puntos del Camp Nou / FOTO: ARCHIVO FCB

Desde que Guardiola es entrenador del primer equipo, el conjunto blaugrana ha jugado 19 partidos contra rivales que venían de Segunda División con un balance de 15 victorias, 1 empate y 3 derrotas. En muchas ocasiones no han sido partidos sencillos ni con garantía de victoria. El último precedente fue contra el Granada en el Nuevos Los Cármenes, donde un gol de Xavi de falta directa dio la victoria por la mínima en un partido sin brillo.

En las últimas temporadas, los rivales recién ascendidos han resultado ser lobos con piel de cordero, y los encuentros frente a ellos, duros y complicados. Un buen ejemplo es el partido contra el Numancia en la temporada 2008/09. Los blaugrana cayeron derrotados en Soria en el primer encuentro de una Liga que acabarían conquistando, junto a la Copa del Rey y la Champions League.

Ante los 'ex' de Segunda también ha conseguido grandes goleadas, como el 6-1 contra el Zaragoza o el 0-5 en el campo del Tenerife, ambas en la 2009/10. Este curso fue el único en el que los de Guardiola ganaron los seis enfrentamientos contra los recién ascendidos.

No obstante, la pasada campaña el Hércules de Alicante sorprendió al mundo del fútbol al imponerse por 0-2 al Barça en el Camp Nou, después de un parón por partidos internacionales. Más adelante, la Real Sociedad, que volvía aquel año a Primera, consiguió remontar el gol inicial de Thiago y postergar el alirón blaugrana. El FC Barcelona se proclamaría matemáticamente campeón de Liga dos jornadas después frente a otro recién ascendido, el Levante, al empatar (1-1) en el estadio Ciudad de Valencia.

Volver arriba