fcb.portal.reset.password

Los equipos iniciales del Barça y el Banyoles, el año 1989, antes del partido / FOTO: Sport

En dos cifras, un resultado de fútbol, puede resumirse menudo toda una trayectoria. En este caso, un amistoso olvidado por el paso del tiempo -se disputó en Banyoles en 1989- sirve de punto de partida de una de las mejores parejas de entrenadores que ha dado nunca la historia del fútbol: es la fuerza de un 2-6, resultado con el que finalizó el único partido en el que jugaron juntos Josep Guardiola y Tito Vilanova. Más adelante, este mismo marcador volvería a repetirse en un escenario mucho más simbólico, el Santiago Bernabéu, ahora con ambos protagonistas sentados en el banquillo.

Aquel partido de hace 23 años, enmarcado dentro de los actos del 75 aniversario del CD Banyoles, se disputó apenas 24 horas después de una goleada en el Camp Nou contra el Oviedo (7-1) y únicamente nueve días antes de la final de la Recopa de Berna que se acabaría ganando contra la Sampdoria (2-0).

Tito, en sustitución de Pep

Johan Cruyff únicamente hizo jugar los 90 minutos a dos jugadores del primer equipo (Carrasco y Soler) y apostó por muchos de los jóvenes del Barça B. Incluso un futbolista de categoría juvenil completaba la convocatoria y jugó de titular: se llamaba Josep Guardiola Sala y debutaba con el primer equipo. "Has jugado más lento que mi abuela", le dijo el técnico holandés una vez acabado el encuentro.

Guardiola, que disputó los primeros 45 minutos, dejó su lugar en el campo a Tito Vilanova, que jugó toda la segunda mitad. Vilanova, formado en la cantera azulgrana, fue miembro del Barça Atlètic de 1988 a 1990. Aparte de ellos, también participaron en este amistoso Juan Carlos Unzué, Aureli Altimira y Jordi Roura, tres miembros del cuerpo técnico de la temporada 2011/12.

Con un aforo prácticamente lleno en el Municipal de Banyoles, el FC Barcelona tuvo pocos problemas para tumbar al conjunto anfitrión, que de inicio salió con los teóricos suplentes. En la media parte, sin que el espectáculo fuera mayúsculo, tal como relatan las crónicas del día siguiente, el equipo de Cruyff mandaba por un cómodo 0-3, gracias a las dianas de Pozanco, Linde y Carrasco. El holandés introdujo hasta nueve cambios en la segunda parte: entraron Unzué, Herrera, Sergi, Emilio, Javi, Vilanova, Müller, Roura y Altimira.

20 años y un día

Aquel 2-6 en Banyoles, ilusionante para un juvenil debutante como Guardiola, también fue especial para Tito Vilanova. Como su futuro compañero de banquillo, Vilanova también disfrutó de sus primeros minutos con el primer equipo en el Municipal de Banyoles. Curiosidades del destino, 20 años y un día después de aquel amistoso de preparación para la final de Berna, el 2 de mayo de 2009, Guardiola y Vilanova, ya como primer y segundo entrenador del primer equipo, repetían el mismo 2-6 en el Santiago Bernabéu.

La imponente victoria en campo del eterno rival suponía asegurar, casi de forma matemática, el primero de los 14 títulos que ganarían los dos juntos en el banquillo del FC Barcelona. Entre Banyoles y el Bernabéu nunca se había dado otro 2-6 favorable al FC Barcelona. Una señal, probablemente.

Vilanova, dos años en el Barça Atlètic

Tito Vilanova, formado en la cantera azulgrana, jugó en el Barça Atlètic durante dos temporadas, de 1988 a 1990. En todo este tiempo, participó en el primer equipo de Johan Cruyff en dos amistosos de 1989: el 2-6 en Banyoles, que se explica en el texto adjunto, y un 2-1 en Palamós. Dejó el filial barcelonista para incorporarse al Figueres, donde jugó dos años más, hasta que fichó por el Celta. En Vigo, con un gol y 27 partidos jugados, vivió sus tres años en Primera, porque después jugó en el Badajoz, el Mallorca, el Lleida y el Elche, todos en Segunda A, antes de retirarse en la UEA Gramenet en el año 2002.

Volver arriba