fcb.portal.reset.password

Javier Mascherano, en una acción ante Cesc Fàbregas / FOTO: ARXIU FCB

Javier Alejandro Mascherano

Javier Mascherano llegó ante el Milan a los 50 partidos con el FC Barcelona. El pasado 11 de septiembre cumplió un año de su debut con el equipo de Guardiola. Inteligencia, perseverancia, trabajo, oficio, personalidad. Todas estas virtudes definen Javier Mascherano, que ya suma 50 partidos con el FC Barcelona. Un futbolista que con tan solo un año ha tenido suficiente para ganarse el corazón de los culés y que se ha convertido en uno de los líderes del vestuario. Dentro y fuera del campo.

Un año de su debut

Mascherano llegó el pasado verano a Barcelona. A finales del mes de agosto. Venía a suplir la ausencia de Touré Yaya y sabía que tenía una fuerte competencia con Sergio Busquets. Aceptaba el rol con humildad y profesionalidad. Se estrenó ante el Hércules el 11 de septiembre. Y necesitó un tiempo de adaptación. Después de las primeras 19 jornadas de Liga había jugado 7 partidos de titular.

De 'Jefecito' a 'Mariscal'

Las lesiones de Puyol y la enfermedad de Abidal dejaron al equipo sin dos jugador con velocidad para hacer las coberturas a sus compañeros en la línea defensiva. Y Mascherano se erigió en uno de los nuevos líderes. Primero salvando al equipo en los octavos de final de la Champions con el Arsenal corrigiendo una acción defensiva cuando Bendtner se disponía a dejar al Barça fuera de Europa. Y después ejerciendo de referencia en el eje en el tramo final del curso pasado y también en el inicio de esta temporada por necesidades del guión.

El gol: asignatura pendiente

Sus actuaciones han convencido a todo el mundo. Nadie discute la gran aportación de Mascherano en los éxitos del equipo. La temporada pasada se quedó sin marcar un gol como azulgrana. Fue el único futbolista de campo que no vio portería. Este curso tiene una nueva oportunidad.

Los 50 de Mascherano

28 partidos de Liga
12 partidos de Champions
7 partidos de Copa
2 partidos Supercopa España
1 partido Supercopa Europa

Volver arriba