fcb.portal.reset.password

Guardiola, durante el entrenamiento de este viernes / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El de este sábado en el Camp Nou será un partido algo atípico. Sin Messi, Busquets y Abidal, el FC Barcelona tendrá que enfrentarse a un Sporting de Gijón liderado por un viejo conocido de Josep Guardiola, Javier Clemente: "Sus equipos son equipos difíciles de ganar. Son agresivos, directos y tienen carácter". El técnico azulgrana no prevé en absoluto un partido poco fluido y con muchas interrupciones. "En la selección nunca nos decía que fuéramos a interrumpir el juego. Es intenso, agresivo, en el buen sentido de la palabra", ha afirmado en rueda de prensa.

Un estilo que no se puede aplicar

Será un duelo de estilos. La posesión y control del FC Barcelona contra la apuesta directa de los asturianos. "Sé qué tipo de fútbol gusta a Clemente. Él prefiere menos transiciones en el mediocampo y ataques más rápidos. Si nosotros, con los jugadores que tenemos, pudiéramos hacerlo, también lo haríamos. Ya nos gustaría crear peligro con dos o tres pases, pero es imposible mantener el ritmo si hacemos esto cada tres días. Acabaríamos con todos los jugadores lesionados", ha explicado.

La solución a las bajas

Aparte de todo lo que rodea al sello opuesto entre Guardiola y Clemente, el FC Barcelona deberá imponerse sin los sancionados Messi y Busquets, sin el lesionado Abidal y con la duda de Thiago. "Thiago está hoy [por viernes] mejor que ayer, pero decidiremos antes del partido", ha aclarado. Sobre la ausencia de Messi, poco que decir: "En los últimos 15 o 20 metros es el jugador más decisivo que hay en el mundo. Al jugador que juegue allí, en su lugar, le pediremos que haga lo que sabe hacer. Está bien que de vez en cuando podamos jugar sin él".

Liderazgo y Copa

Preguntado sobre las opciones en la Liga, Guardiola ha sido claro: "Estamos a mucha distancia del líder y el líder hace mucho que no falla. Remontar 10 puntos es muy difícil". Y ha añadido: "Si no somos primeros, no es culpa de los colegiados, sólo faltaría".

Otro tema de actualidad es la sede de la final de Copa. "El Athletic Club quiere jugar la final el día 20. A nosotros también nos gustaría jugarla el 20, pero todavía podemos llegar a la final de la Champions. Será la Federación la que decida", ha explicado.

Buena relación con la Junta

Una vez más, Guardiola ha aprovechado las preguntas de los periodistas para dejar claro que su relación con la Junta Directiva es muy buena: "Han sido modélicos. No puedo tener ninguna queja. Tanto la Junta anterior como la actual se ha portado maravillosamente bien conmigo". El técnico azulgrana también ha confirmado que se reunió con el presidente Rosell este jueves: "Hemos hecho muchas reuniones. Fue una más. Hablamos de muchas cosas que, evidentemente, quedan entre nosotros. Las sensaciones siempre son buenas cuando nos vemos. Me cuidan mucho".

Volver arriba