fcb.portal.reset.password

Guardiola atendiendo a los medios de comunicación en la sala de prensa del BayArena / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Retomar una competición como la Liga de Campeones nunca es fácil. Lo dicen los precedentes: en la era Guardiola el FC Barcelona no ha ganado nunca una ida de octavos. Este martes tiene una nueva oportunidad. "Siempre nos ha costado mucho entrar en la competición, y con los alemanes siempre es un riesgo. Con el Stuttgart (1-1), hace dos años, ellos merecieron mucho más", ha recordado el técnico en rueda de prensa. Es por este motivo que Guardiola cree que un gol en el BayArena puede cambiar el destino de la eliminatoria. "Es vital marcar", ha declarado.

Mejor con control

Guardiola respeta y mucho a los conjuntos alemanes. Su físico y su disciplina. "Si dejamos correr al Bayer Leverkusen, son mucho más fuertes que nosotros. Tienen cuatro o cinco jugadores de 1,90m y han hecho muchos goles de estrategia. Tienen argumentos para crearte problemas si no tienes el control. Es la gran virtud de los equipos alemanes", ha explicado, consciente de la importancia que tendrá este martes la posesión de balón por parte de unos y otros. Si el dominio es del Barça, la cosa es probable que vaya bien. Si es un partido sin dueño, se puede complicar.

"Es un reto mayúsculo ganar la Champions"

El tropiezo del sábado en Pamplona ha estado muy presente en la rueda de prensa. Con la Liga más difícil que antes, Guardiola ha expuesto que sería un error creer que ahora la Liga de Campeones se ganará sí o sí: "Ahora que la Liga se ha complicado parece que sea obligatorio ganar la Champions. Como si esto fuera fácil. Pues no. El reto es competir bien y a final de temporada veremos hasta donde hemos llegado".

"Tenemos que ir paso a paso, porque ganar la Champions es un reto mayúsculo. No prometeré que la ganaremos. No lo hicimos el primer año, cuando no éramos nadie, y no lo haremos ahora", ha repetido.

Eliminar el "azar", clave

Sobre el partido de Pamplona, ​​Guardiola ha indicado que "nos penalizó no adaptarnos del todo rápidamente al campo y a las circunstancias" y que el equipo completó "una gran segunda parte, donde hicimos todo y más para poder remontar". ¿Qué pasa, pues? "Tenemos un problema: hemos dominado el juego durante muchos años. En esta situación, el azar no entraba en juego. No le dábamos espacio. Tenemos que llegar a este nivel y no dar opción al azar para que intervenga. Debemos controlar el azar jugando mejor". De cara al partido en Leverkusen, es la primera oportunidad para volver a eliminar el azar del juego azulgrana. Sin él, las victorias volverán.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();