fcb.portal.reset.password

Guardiola, durante la rueda de prensa / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

Desde el fútbol, desde los títulos conseguidos últimamente y convencido de los jugadores que tiene, Josep Guardiola ha hecho este martes por la tarde, en la rueda de prensa previa a la ida de semifinales de Copa, un llamamiento a todo el barcelonismo para que crea en este equipo. El técnico tiene una fe ciega en que el equipo remontará el vuelo, a pesar de la gran cantidad de lesionados que tiene y los 7 puntos de distancia con el líder de la Liga: "El entrenador de este equipo cree que volveremos a hacerlo. Es una situación muy límite, pero quedan 18 partidos y no 5. Mucha gente ya da la Liga por perdida, pero a mí no me convencerán".

"Es un reto fascinante"

En este sentido, ve esta situación como una oportunidad para agrandar aún más la leyenda de estos jugadores. "Lo que debemos intentar es alargar lo que ya hemos hecho. Es un reto que me pongo a mí mismo. Un reto fascinante. Es lo que da sentido a mi profesión", ha explicado, convencido de que aún queda Liga, y que nada es imposible, tampoco en la Champions y la Copa, aunque lleven dos partidos sin ganar. "Dejadme pensar que volveremos a ganar, y sino felicitaremos al contrario", ha afirmado, al tiempo que ha puesto nota a la Liga culé: "Es de 8,5 o 9, pero otro equipo está haciendo una Liga de 9, 5 o 10".

La dificultad de hacerlo bien... durante años

El equipo ha recibido algunas críticas estos últimos días por su empate en Villarreal (0-0). También un montón de muestras de apoyo, con una fe absoluta en la remontada basada en los éxitos recientes de este Barça. "Ahora es normal que haya mucha gente que tenga fe en nosotros. Lo hemos hecho muy bien durante mucho, mucho, mucho tiempo, y no sabéis qué difícil es eso", ha asegurado Guardiola. "Los jugadores deben hacer el esfuerzo de continuar. Se arrepentirían si no lo hacen. A mí me pasó. No nos podemos dar por vencidos todavía", ha indicado.

Elogio a una plantilla que quiere más

Ha sido una rueda de prensa cautivadora de Guardiola. El técnico cree que el equipo no ha "tocado fondo", sino todo lo contrario: "En Villarreal los jugadores corrieron más que nunca. No fuimos a tomar el sol. Me dejan asombrado que se pongan tristes cuando no ganan. No tengo ninguna duda de su mentalidad", y ha recordado los 13 títulos logrados en tres años y medio. "Si la pelota no entra por poco, es porque hemos ganado tanto, y ahora sólo hace falta un poco más...", ha explicado, antes de poner como ejemplo la final del Abierto de Australia entre Djokovic y Nadal, en la que el balear rozó por centímetros un punto que le hubiera dejado muy cerca del triunfo. Hace falta algo más, sólo un poco, y las victorias volverán a aparecer. Este ha sido el mensaje.

El Valencia, "un buen test"

Sobre el rival de este miércoles, el Valencia, sólo elogios: "El Valencia siempre ha sido un equipo fuerte durante los últimos cuatro años. Es un muy buen equipo, fuerte en todas las posiciones. Es un buen test competir contra ellos, y ahora también lo será. Son agresivos y rápidos, me impresionan". Hay que recordar que en la Liga los dos equipos empataron en Mestalla (2-2).

Fichajes y árbitros

Guardiola también se ha referido a la posibilidad de haber incorporado a algún jugador en este mercado de invierno que ya termina, debido a las múltiples lesiones que sufre la plantilla. "Le hemos dado alguna vuelta, pero tengo mucho aprecio a la gente de abajo y quiero tirar de ellos. No tengo ninguna duda de los jugadores del B. Si hay bajas, daremos oportunidades a estos chicos. Cuenca, Sergi Roberto, Dos Santos, Bartra, Montoya... siempre que han jugado lo han hecho bien", ha declarado.

Sobre el debate arbitral generado por algunos medios, ha afirmado: "Sigo pensando que el Barça no se queja de los árbitros. Otra cosa es opinar si es penalti o no una acción puntual, pero sabemos que tienen derecho a equivocarse. Desde que soy entrenador, intento pensar que los árbitros no existen. El presidente Rosell ha sido modélico desde que está aquí, como lo era el presidente Laporta. Nunca hemos convertido los árbitros en una excusa. Tengo la conciencia tranquila, porque he respetado al sistema arbitral, porque no me sirve de nada quejarme, y porque no me represento a mí, sino a toda una institución".

Volver arriba
_satellite.pageBottom();