fcb.portal.reset.password

Lionel Messi contra el Villarreal / FOTO: A. CAPARRÓS - FCB

Ambos equipos tratan bien el balón. Pero el Barça lo hace a otro nivel. La presión, la intensidad, la posesión y el instinto marcan la diferencia y este lunes el Barça lo ha bordado.El triunfo por 5-0 ante un equipo de Champions demuestra la ambición de unos jugadores que nunca tienen suficiente. Además de Cesc y Sánchez, Messi también ha visto portería en dos ocasiones, así como Thiago Alcántara, excelso.

Atrevimiento inicial

Con una defensa de tres, con Sergio, Abidal y Mascherano, el Barça ha dejado claras sus intenciones. Quería ganar el balón desde el primer momento y así ha sido. Con un centro del campo repleto de tocadores -Thiago, Cesc e Iniesta-y uno más de contención -Keita- los de Guardiola han salido a por todas desde el primer minuto. Han mandado, han dirigido y han disfrutado de las mejores ocasiones, aunque en alguna de ellas el pase final no se ha concretado.

Thiago, que en defensa ha ayudado a sus compañeros cubriendo la parte derecha azulgrana, ha llegado con facilidad al ataque. Prueba de ello ha sido el primer gol. Una conducción brillante del hispano-brasileño en tres cuartos de campo ha servido para inaugurar el marcador. Thiago se ha visto solo y, espoleado por el aliento del público, se ha plantado junto a la media luna y con un disparo cruzado y seco ha batido a Diego López. El 1-0, el 25 de la primera parte.

Fàbregas, letal

En su debut en Liga con el Barça, y en el Camp Nou, Cesc ha demostrado todas sus cualidades. Desde ayudar a la defensa, hasta mostrar su llegada. Y sin dejar de lado el toque de balón y la combinación con los compañeros. Una de estas, en el 44 de la primera, ha significado el 2-0. Messi, a la altura de tres cuartos de campo ha visto como el de Arenys se ha desmarcado y le ha dejado un balón franco ante Diego López. Fàbregas le ha superado con un regate y con un toque suave ha definido.

Dominio abrumador

En el segundo tiempo la historia ha sido la misma. Mismo guión y mismos protagonistas. Pero de los de delante, faltaban dos por marcar. El 3-0, nada más salir de los vestuarios, ha sido obra del chileno Alexis Sánchez, que en su debut en el Camp Nou ha rematado al fondo de la red un pase magistral de Thiago. El delantero de Tocopilla ya sabe lo que es marcar en el Estadio.

Y el cuarto ha sido obra del mejor jugador del mundo. Iniesta, con un pase al espacio, ha dejado solo al argentino, que ha superado Diego López para situar el 4-0. Este gol de Messi es el número 100 del jugador sólo en el Camp Nou, una cifra realmente increíble.

La guinda del pastel

Con los cuatro goles de diferencia el Barça ha bajado un poco el pistón. Pero no mucho. Ha aprovechado para hacer los tres cambios -han entrado Xavi, Villa y Dos Santos- y también para maravillarse de nuevo con el quinto gol. De nuevo un pase de Thiago - dos asistencias y un gol en el partido- ha ido a parar a los pies del '10', que con un toque suave se ha adelantado al portero visitante y ha situado el 5-0 definitivo al 74 de partido.

Luego, en los quince minutos restantes el Barça ha seguido fiel. Jugando a uno y dos toques ha hecho ir de cabeza al Villarreal, que ha sido incapaz de detener a los azulgrana durante los noventa minutos. Un arranque de Liga abrumador contra un rival de Champions.

LOS GOLES

1-0 Thiago (25')
2-0 Fàbregas (44’)
3-0 Alexis (47’)
4-0 Messi (51’)
5-0 Messi (74’)

Volver arriba