fcb.portal.reset.password

El partido de ida / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

A principios del mes de febrero, el Barça disputa hoy otro de esos partidos decisivos para el desenlace de la temporada. En concreto, es una cita definitiva para la Copa del Rey. Con las Supercopas y el Mundial de Clubes en el saco, y vivo en las tres competiciones restantes, el equipo se la juega en el Camp Nou ante el Valencia en la vuelta de las semifinales del torneo del KO. El empate a uno de hace una semana le deja en buena posición para clasificarse, y reeditar así la inolvidable final de 2009, ante el Athletic Club (que superó al Mirandés).

Es la primera prueba en un final de mes muy exigente para el conjunto azulgrana: en la Liga tiene que visitar los campos de Osasuna y Atlético de Madrid, además de recibir precisamente al Valencia, y reanudará la Liga de Campeones dentro de seis días en Leverkusen.

El jugador '12'

En la era Guardiola, el Barça no ha caído nunca eliminado tras obtener un 1-1 en el primer partido. El entrenador declaró en la rueda de prensa previa que confía en el calor de la afición para alcanzar la tercera final de Copa en cuatro años. Pese a las bajas temperaturas, se espera un Camp Nou de gala.

Otra de las armas del cuerpo técnico a partir de ahora será la recuperación de efectivos. Xavi, Alexis, Busquets, Pedro e Iniesta, poco a poco, tienen que volver a entrar en el equipo. Estos dos últimos, han completado los entrenamientos previos con el equipo. Las bajas de larga duración son Villa, Afellay y Fontàs, además de Keita, en la Copa de África. Jóvenes como Dos Santos o Tello están teniendo sus oportunidades y las aprovechan.

Ilusión valencianista

El Valencia, por su parte, se presenta con los deberes hechos en la Liga (es tercero con suficiencia) y con aspiraciones en la Europe League. La Copa del Rey es su otra gran ilusión. Se comprobó en el último partido, en el Vicente Calderón, donde Unai Emery rotó a algunos jugadores pensando en el Camp Nou, un escenario en el que no ha ganado nunca.

Volver arriba