fcb.portal.reset.password

David Villa, celebrant el seu gol de falta contra l'AC Milan / FOTO: ARXIU FCB

Este sábado visita el Camp Nou el Sevilla, "uno de los equipos grandes de la Liga", en palabras del entrenador Pep Guardiola. Se encontrarán el líder del campeonato y el cuarto clasificado, dos defensas sólidas. Es un duelo de altura.

El equipo se ha mostrado impecable en el inicio de la competición doméstica en casa. En cuatro jornadas, suma cuatro victorias, con 21 goles a favor y cero en contra.

Vuelve Cesc

El cuerpo técnico azulgrana podrá volver a contar con Cesc Fábregas , que el viernes recibió el alta tras superar la lesión muscular. De esta manera, los únicos jugadores que están de baja son Piqué, Alexis y Afellay. El extremo del filial Isaac Cuenca, que el miércoles debutó en la Champions, ha intervenido en las sesiones previas al encuentro y también podría participar ante el Sevilla, en el que será el tercer compromiso consecutivo de los culés en el Camp Nou en siete días.

Dos muros

Barça y Sevilla comparten con el Levante el honor de ser los únicos equipos que aún no han perdido ningún partido en la Liga. Además, catalanes y andaluces pueden presumir de defensa. Por un lado, Víctor Valdés ha dejado a cero la portería en los últimos cinco partidos que ha disputado entre Liga y Champions. Por otro lado, Javi Varas fue capaz de mantenerse imbatido durante 443 minutos, una marca que concluyó en la jornada anterior. Son los dos porteros menos goleados tras Munúa (Levante, 3 goles).

Por otro lado, cabe resaltar que, si juega esta noche ante el Sevilla, Xavi Hernández igualará los registros de Migueli, convirtiéndose así en el jugador con más partidos de Liga jugados -un total de 391- en la historia del Barça.

Tres ausencias de peso

El conjunto que dirige Marcelino García Toral se presentará en el Camp Nou con tres bajas importantes, una por línea. Se trata del sancionado Spahic y los lesionados Perotti y Negredo. El equipo cuenta por empates las tres salidas que ha llevado a cabo en la Liga.

Volver arriba