fcb.portal.reset.password

FCBarcelona - Sevilla 22-10-11 (1)

La visita del Sevilla en el Camp Nou ha sido una prueba de máxima exigencia para el vigente campeón de Liga. El equipo se ha mostrado nítidamente superior a partir del minuto 30, coincidiendo con un cambio de sistema barcelonista, aunque no obtendría la recompensa del gol en ningún momento. El principal culpable de ello ha sido el portero visitante, un auténtico muro. Incluso ha parado un penalti a Messi, en un final polémico.

Del 3-4-3 al 4-3-3

Desde el inicio los porteros -ambos en un gran estado de forma- se erigirían en los protagonistas del partido. Primero el del Sevilla, Javi Varas, ha neutralizado con el pie un remate letal de Iniesta (min 9). A continuación Víctor Valdés salvaría al Barça con dos intervenciones cruciales ante Navas (min 11 y 19). Los locales han comenzado con un 3-4-3 que se convertiría en 4-3-3 a la media hora. Hasta entonces habían atacado, pero no encontraban espacios por el centro ante un rival muy ordenado.

Oxígeno por las bandas

Con el nuevo dibujo, el Barça ha potenciado las bandas: Messi se ha decantado a la derecha e Iniesta, a la izquierda. Con los laterales Alves y Adriano empujando. La variación ha planteado dudas al Sevilla, muy cómodo antes. En el minuto 40, Varas ha evitado el gol de Villa tras una exquisita jugada colectiva por la izquierda y, aún antes del descanso, el de Messi con la derecha. Las contadas oportunidades que tenía el encuentro eran contundentes.

Avalancha culé

El dominio catalán se acentuaría en la reanudación: el Barça presionaba y el Sevilla entregaba su suerte a algún tímido contragolpe y sobre todo al portero, que ha realizado una nueva parada de mérito en un disparo raso de Iniesta (min 54). A continuación, Messi, Adriano y Villa han disparado rozando la madera y Guardiola ha realizado un cambio ofensivo: Pedro por Keita (min 62). Sin caer en la precipitación, dirigido magistralmente por Xavi, insistía e insistía el Barça, con el público entregado.

Castigo mayúsculo

Los últimos instantes han transcurrido con el Barça volcado, asumiendo riesgos ante un Sevilla absolutamente encerrado y sin balón. En tiempo de descuento, Iniesta ha forzado el primer penalti azulgrana de la temporada. Se vivirían momentos de tensión antes del lanzamiento de Messi, con protestas visitantes, piques y expulsión de Kanouté por una conducta más que reprobable. Varas desviaría el disparo del argentino, que acabaría, como todo el equipo, ovacionado por una orgullosa afición.

Volver arriba