fcb.portal.reset.password

Xavi Hernández / FOTO: FCB

La Supercopa de España ya tiene propietario. Es el FC Barcelona, que ha logrado defender su corona tras una larga –el encuentro finalizó pasadas la 1 de la madrugada- noche de fútbol. Como el encuentro de ida, fue un partido de ida y vuelta, jugado al máximo de revoluciones y que contó con dos estilos contrapuestos: el de toque y elegancia del Barça contra el más rocoso y físico de los blancos. Hubo un protagonista que brilló por encima del resto: Leo Messi, el mejor jugador del mundo, asistente en el primer gol del Barça y goleador en los dos siguientes, el último en el minuto 87, cuando la eliminatoria parecía condenada a la prórroga. Antes, el Madrid había igualado el encuentro hasta en dos ocasiones mediante las dianas de Ronaldo y Benzema.

La fiesta tuvo un final redondo: Cesc debutó y participó en la jugada del 3-2. ¡La Supercopa se queda en Barcelona!

Asiste Messi, define Iniesta

Como en el encuentro de ida, el Madrid ha presionado desde el inicio muy y muy arriba, dificultando la salida de balón del Barça, que repetidamente se ha visto obligado a jugar en largo. Se jugaba sobre todo en campo local, aunque el Madrid tampoco contaba apenas con ocasiones. En la primera combinación larga y rápida del Barça ha llegado el 1-0, cuando Messi e Iniesta se han intercambiado los roles. El argentino ha generado el desequilibrio en el centro del campo frente a Coentrao y Khedira y ha asistido al espacio para el manchego, que se ha permitido un lujo ante Casillas. Genial.

Responde el Madrid

A los blancos no les quedaba otra que insistir e irse más arriba. Tras un cuarto de hora, ya necesitaban dos goles para dar la vuelta a la eliminatoria. Al Madrid le beneficiaba la intensidad del partido y el juego de áreas –casi no se pisaba la mitad de cancha- y ha podido empatar mediante Benzema, que no acertó en el remate. En el córner generado en esa acción, Ronaldo ha firmado el empate tras una jugada embarullada en el área de Valdés.

Lujos de Piqué y Messi para el 2-1

Al encuentro no le faltaban goles. No había respiro y, antes del descanso, ha habido tiempo para un lanzamiento potentísimo de Ronaldo que Valdés ha desviado al travesaño y para el 2-1 de Messi, nacido, como el gol blanco, a raíz de un córner. El argentino se ha visto beneficiado de un taconazo de Piqué y, con todo el temple del mundo, ha picado el balón por encima de Casillas. Como en la ida, el argentino asestaba un golpe letal a la moral del Madrid justo antes de la media parte.

El partido se calienta

Tras la reanudación, los ánimos se han caldeado. Cristiano Ronaldo y Mascherano han visto la amarilla en una tángana iniciada por una falta de Marcelo, en el campo desde el inicio de la segunda mitad. Más tarde, Pepe ha frenado por las malas a Messi y ha acabado de encender al Camp Nou. Con esta situación, las ocasiones se han hecho esperar hasta que Messi ha probado a Casillas en una jugada elaborada por el malabarista Iniesta, que se ha inventado un nuevo regate de espaldas. La respuesta ha llegado en un remate de cabeza de Ramos que se ha ido rozando el palo. El partido, a pesar del inmenso calor, no daba tregua.

Empata Benzema

Se acercaba el minuto 90 y Mourinho, obligado por el marcador, ha dado entrada a Higuaín y Kaká, sus hombres más ofensivos en el banquillo, por Di María y Özil. Y el Madrid ha logrado empatar, pero ha sido tras una afortunada acción en el área tras un córner, como en su primer gol. Benzema, goleador, ha igualado el partido.

Apoteósico Messi

Olía y mucho a prórroga en el Camp Nou, que ha visto debutar a Fàbregas, flamante fichaje azulgrana. Sin embargo, con Messi sobre el campo, todo es posible. El argentino, el catalán y Adriano, otro de los incorporados en la segunda mitad, se han asociado en una de las últimas jugadas del encuentro para decidir el campeón. Golazo de Messi, del Barça, que apostó nuevamente por el fútbol. El partido se cerró como el del 5-0, con un Madrid impotente, con diez jugadores sobre el campo tras una brutal entrada de Marcelo. También fueron expulsados Özil y Villa. Al final, piques al margen, volvió a ganar el fútbol.

Con esta victoria, el equipo inicia la temporada tal como concluyó la anterior: con título. Es el undécimo de la era Guardiola, que encadena tres años consecutivos levantando la Supercopa de España.

LOS GOLES

1-0, Iniesta (min 14)
1-1, Ronaldo (min 20)
2-1, Messi (min 45)
2-2, Benzema (min 81)
3-2, Messi (min 87)

Volver arriba
_satellite.pageBottom();