fcb.portal.reset.password

Éric Abidal, manteado por sus compañeros el día del Barça-Madrid de Champions en el que reapareció / FOTO: ARCHIVO FCB

Éric Abidal celebra este viernes su quinto aniversario en Can Barça. Otro viernes, hace exactamente cinco años, el jugador francés era presentado en la sala de prensa del Camp Nou. Con el '22' a la espalda, reconocía que su tarea sería "otorgar equilibrio a un equipo muy ofensivo e intentar recibir menos goles". Desde aquel curso, Valdés ha ganado cuatro de los cinco Trofeos Zamora que ha habido en juego.

Cara y cruz

Éric Abidal ha vivido en Barcelona seguramente los mejores y peores años de su vida. Por un lado, ha sido pieza clave de un equipo que ha maravillado al mundo. Catorce títulos en cuatro años, con dos Ligas de Campeones incluidas, son cifras que hablan por sí solas. Tuvo la mala suerte de perderse -por sanción- las finales de Copa y Champions en 2009, pero en 2011 fue él, gracias al gesto del capitán Puyol, el que pudo levantar el máximo trofeo continental en Wembley.

Apoyo unánime

Antes de aquel mes de mayo del 2011, sin embargo, a Éric Abidal se le había detectado un tumor en el hígado. Únicamente seis semanas después de su operación, el jugador reaparecía en un Barça-Madrid que permitía al equipo de Guardiola clasificarse para la final de Londres. Ese día, el defensa fue manteado por todos sus compañeros en el círculo central del Camp Nou.

La grave enfermedad de Abidal había movilizado al barcelonismo y a todo el mundo del deporte. El día en el que se supo que tenía un tumor, la etiqueta #animsAbidal se convirtió en TT mundial. Las muestras de apoyo llegaron de todas partes. En el Camp Nou, en el minuto 22 de cada partido se coreaba su nombre.

Siempre con una sonrisa en la cara, Éric Abidal volvió a competir a gran nivel durante todo el tramo inicial de la temporada 2011/12. Nadie como él podía simbolizar mejor el espíritu de lucha, tenacidad y superación. Se había convertido en un referente para muchos niños enfermos. "Esto me ha cambiado mucho. He vendido todos mis coches, ahora invertiré en hospitales para ayudar a los niños", explicó en rueda de prensa pocos días antes de la final de Wembley.

"Te queremos, te esperamos"

El 15 de marzo de 2012, curiosamente 365 días después de la noticia de su tumor, se comunicaba que se le debía practicar un transplante de hígado. A estas alturas, Éric Abidal sigue recuperándose. Sandro Rosell, en la rueda de prensa de balance del pasado martes, resumió el sentimiento del culé hacia Abidal: "Te queremos y te esperamos, Éric".

Volver arriba