fcb.portal.reset.password

Afellay, contra el Betis el 2011. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

El último partido de Pep Guardiola en el banquillo es en una plaza complicada: el estadio Benito Villamarín de Sevilla. Curiosamente, es uno de los pocos escenarios en los que nunca ha podido vencer. Dos visitas, un empate y una derrota. El sábado tiene la tercera oportunidad para redimirse.

Susto, reacción y empate

En la 23ª jornada de la Liga 2008/09, el Barça visitaba al Betis después de 22 compromisos sin perder, 10 victorias consecutivas en el campeonato y 9 de seguidas a domicilio. Los locales amenazaron seriamente la imbatibilidad azulgrana al adelantarse por 2-0 en 24 minutos. Dos goles de Eto'o rescatarían un punto valioso para los intereses visitantes, que acabarían proclamándose campeones. El Betis, en cambio, descendería.

Derrota intrascendente

Es por ello que la última visita del Barça en Heliópolis no correspondía a un partido de Liga, sino de Copa. En el curso pasado, el cuadro que dirige Pep Guardiola se cruzó con el Betis en los cuartos de final. La eliminatoria quedaría prácticamente resuelta con un 5-0 en el Camp Nou. Sin embargo, en la vuelta, los andaluces se situaron 2-0 en el minuto 7 y tendría que aparecer Leo Messi para evitar otro sobresalto. Al final, el Betis ganaría 3-1, pero el Barça se clasificaría sin agobios para semis.

Soria y San Sebastián, otras dos plazas que se resisten

Aparte del campo del Betis, Guardiola tampoco ha ganado nunca como entrenador del Barça en el campo del Numancia ni de la Real Sociedad. En el primer caso, el Barça perdió en el debut de Pep en la Liga 2008/09 (1-0) y posteriormente el equipo castellano bajó de categoría. En el caso de la Real Sociedad, se ha producido una derrota (2-1 en la Liga2010/11) y un empate (2-2 en la Liga 2011/12).

Volver arriba